Compartir

“Muerte accidental de un ricotero” es una adaptación de la obra “Muerte accidental de un anarquista”, de Darío Fo, y fue realizada a lo largo de un profundo proceso de investigación. La obra se basa en el asesinato de Walter Bulacio en manos de agentes de la Policía Federal Argentina. Los directores Daiana Kiernan y Luciano Ferrari visitaron Radio Caput: “Esta obra es además una denuncia a la impunidad y a la responsabilidad del Estado argentino”.

La obra está durante todos los viernes de septiembre y octubre en el Teatro el Cubo en la calle Zelaya 3053 a las 23:30.

¿Cómo se les ocurrió partir de ese hecho?

“Fue a partir de haber leído la obra original que es “Muerte Accidental de un Anarquista“, nosotros hacemos una adaptación de esa obra de teatro maravillosa que la escribió Darío Fo”, afirmó.

“Nos maravilló la obra y la posibilidad de que la conozca el público acá en Argentina, sobre todo adaptándola a un caso nuestro, algo parecido que sea similar a lo que ofrece la obra original. Pensamos y no costó mucho llegar a la idea de hacerlo basado en el caso Bulacio. También el nombre nos gustaba y la posibilidad de relacionarlo con la música de Los Redondos fue el punto de partida”.

¿Cómo surgió la imagen de un Ricotero?

“Creo que vino porque al momento en que adaptamos la obra estuvimos mucho tiempo, y el título fue algo que debatimos, pero creo que está bueno. El fin es que al que sabe un poquito de estos casos, o de la historia de Los Redondos, se le viene al instante“, destacó.

¿Qué son los artistas en movimiento?

“Nosotros nos encontramos al momento de idear la obra pensando cómo hacer para que le llegue a la gente. Este mensaje habla sobre la cultura de la militancia contra la violencia institucional. Entonces pensamos qué más artístico le podíamos meter, y ahí empezamos a pensar en las artes escénicas: La música, artes visuales y una de ellas fue el baile”.

“Pero también tenía que ser compatible con lo que cuenta la historia. Parte de la información es que a la gente le llegue, que vea que Walter podríamos haber sido todos. Entonces poder mezclar la historia con la danza, no es danza, no es teatro, entonces dijimos bueno, vamos a ponerle artistas en movimiento”, cerró.

Pasó en Caput #LaRectaFinal