El cantautor Ariel Prat reflexionó acerca del proceso creativo que lo llevó a componerle canciones a Sandra y Rubén y al «Flaco» Néstor Kirchner. Sostuvo que «las compuse desde la emoción y a veces también desde la bronca», en relación al injusto fallecimiento de la docente y el encargado en la escuela de Moreno. Su obra, plagada de elementos murgueros y fusiones con tango y rock, será distinguida por la Legislatura porteña este martes 30 de agosto, evidencian un gran conocimiento de los orígenes de la cultura popular de una Argentina que con el paso del tiempo «intentó negar los elementos negros» que estaban presentes desde los inicios.  

El cantante, músico, compositor y poeta, Ariel Prat, dialogó con Elizabet Vega Gron y el equipo de Filosofía Rock acerca de la inspiración que encuentra en la actualidad nacional y del necesario rescate de las raíces de nuestra cultura popular.

Ariel Prat manifestó que «el tema en homenaje a Sandra y Rubén es producto de la emoción y la tragedia, a veces uno compone con la mirada puesta en las carencias y otras en la conquista, en este caso la conquista sería para que haya justicia, lo hice desde la emoción y desde la bronca». «No es ni siquiera un single que haya monetizado, la cedí a sus familias para que lo utilicen como herramienta de pelea, ese es parte del compromiso que compone mi estructura como cantautor, traducir en música un sentir» resaltó.

En ese sentido, contó que «me siento un vehículo para expresar esas emociones». «Esos cuatro años de pandemia macrista nos dejaron a 44 submarinistas muertos a los que me gustaría poder componerles algo» destacó. «Uno responde a esos estímulos» remarcó sobre la inspiración poética que encuentra en la realidad nacional.  

Otro tema muy sentido por él, es «La Murga del Flaco, una canción dedicada a Néstor, me convocaron para grabar en el Nunca Menos pero por una cuestión de estética decidí hacer una murga, que aparece en las redes, no en un disco». Y agregó sobre los acontecimientos del pedido de condena a Cristina que «esta semana nos devolvieron la rabia, nos metieron la mano en la rabia, esos son estímulos de los que me valgo para componer», recalcó. 

Prat, un artista que como compositor y cantante está ligado a la murga y a la cultura popular desde hace más de tres décadas, encarna naturalmente un universo que le es propio. Su música plasma todo lo relacionado con la cultura rioplatense; como el tango, la murga, el candombe y el rock. Sobre la cultura rioplatense, advirtió que «la murga nuestra viene de la comparsa negra, del candombe, luego la sociedad se blanqueó y esto sobrevivió. El bombo es el gran aglutinador y reservorio de esa negritud. Nació en Turquía pero acá tomó un cariz propio». «La murga y el tango están relacionados, son algo así como un sentimiento de orgullo y rabia que se baila. La murga en especial tiene un modo salvaje» añadió.

Sobre el logro que significó recuperar la murga del carnaval y los feriados de febrero para ese festejo popular y callejero, Ariel Prat manifestó que «estaban las murgas libradas a la buena de dios, en su momento Eduardo Josami se interesó y legislamos junto al movimiento murguero en defensa de ese patrimonio, y gracias a movilizaciones, logramos que Cristina lo reconociera como feriado nacional».

«La cultura popular en la CABA sigue siendo difícil, no hay espíritu de promoverla, no hay un interés ni aproximación a defender los orígenes, dejan que se desvalorice. El corso es como un puesto de choripán en Recoleta que molesta. Prefieren celebrar una tradición extranjera como Halloween, creo que debemos cuidar más lo nuestro», afirmó. 

La obra conceptual, Identidad Milonguera, fue declarada «de Interés Cultural» por la Legislatura Porteña en virtud de «su aporte poético musical».  El trabajo, que está dedicado a los bailarines de tango y es un tributo a la danza popular, será distinguido este martes 30 de agosto a las 17.30 en el Salón Dorado con un espectáculo abierto al público. Se presentarán una variedad de temas y la presencia especial de María Nieves y Milena Plebs de nuevas generaciones, Bebe Ponti y Pablo Valle.

Ariel Prat señaló que «es una distinción al aporte poético por Identidad Milonguera, mi último EP en el que reúno tango, milonga y elementos negros que trataron de negar. Me tocó profundizar por ahí, como a tantos otros, como Rubén Blades, Jaime Ross, Chico Buarque, si bien trabajamos con rítmicas distintas hacemos algo parecido». 

Por último contó que el jueves 8 de septiembre, en el Torcuato Tasso presentará «con mucha alegría un recital con condimentos, que provienen del libro «Corazón y Memoria. Ariel Prat», de Pablo Vázquez quién condensó su obra en una edición profusa, en versión papel. «Arranco con mis primeras canciones en los monoblocks de Soldati y llego hasta los temas de hoy. Va a ser una fiesta», resaltó acerca del recital que hace un recorrido por su basta trayectoria.  “Es algo así como un homenaje a mis 30 años de discos apuntalado por el laburo increíble de Pablo rastreando y pidiendo datos y opiniones. Es algo que me alegra y me emociona” concluyó el artista por Radio Caput. 

Pasó en Caput. Filosofía Rock