Compartir

La policía torturó a un hombre en la capital de Neuquén tras ser detenido y golpeado. Roberto Tecker, de 40 años, fue apresado sin razón por personal de la policía de la provincia, brutalmente golpeado y torturado durante dos horas en la Comisaría Nº 17. Aún sigue internado.

Como consecuencia de las patadas, cortadura y aplastamientos, debieron trasladarlo a un hospital de alta complejidad, extirparle el lóbulo izquierdo del hígado y transfundir sangre. Tiene politraumatismo y cortes en todo el cuerpo.

La hermana de Roberto, Liliana se comunicó con Radio Caput y contó las condiciones en las cuales fue detenido. “Roberto estaba tomando cerveza con tres amigos en la plazoleta del barrio, el móvil paró y les pidió que se retiren. Cuando Roberto reconoció al policía, quien realiza las patrullas diarias, este lo golpeó con una escopeta, lo redujo, lo esposó y lo siguió golpeando. Los vecinos salieron a ver qué sucedía y no podían creer con la brutalidad que estaba siendo golpeado”, dijo Liliana. Agregó, además, que no fueron informados de su paradero sino hasta las 5 de la mañana del domingo.

Su familia denunció que la policía expresó dos historias diferentes por el estado de Roberto. Al ingresarlo al hospital dijeron que había sido atropellado por un auto. Cuando Liliana se acercó a la comisaría, el oficial Julio Sandoval, le contó que su hijo “había sido partícipe de una riña entre bandas”, razón por la cual había sido detenido. Una vez en la comisaría, se descompuso y fue llevado al hospital más cercano. La cirujana que atendió a Roberto afirmó que recibió múltiples agresiones, patadas, heridas punzo cortantes; que se contradecía con la historia inicial.

La denuncia ya ha sido realizada ante la fiscalía de la provincia y esperan se avance en el esclarecimiento de lo que le ocurrió a Roberto en manos de la policía de Neuquén.

Pasó en Caput #LaRectaFinal