Compartir

La periodista Sandra Russo dialogó desde los estudios de Radio Caput con Nelly Minyersky y Carolina Brandariz sobre la situación en Latinoamérica y el rol del feminismo: “No es casualidad que hayan puesto a una mujer como presidenta de facto“.

“En estos años ha cambiado el parámetro de la comunicación, y que el periodismo profesional ha defeccionado, lo hemos comprobado en los cuatro años macristas y ahora que estamos siguiendo tan de cerca lo que pasa en Bolivia”, expresó Russo.

“En su momento de esplendor con Evo Bolivia fue la perla cultivada de la nación y más visiblemente con el arribo de los eternos invisibilizados al poder. Lo que está pasando es un ataque de racismo feroz, es una reacción ante la igualdad. Acá tenemos la salvaguarda de que los militares saben que van a ser juzgados, es una experiencia que los militares bolivianos y chilenos no tienen. Por eso están actuando con tanta torpeza y bestialidad. Lo van a terminar pagando como la presidenta de facto y como espero que la pague Gerardo Morales que colaboró con el golpe, también el canciller argentino porque hay camiones del ejército boliviano en Salta y nadie ha informado para qué están”, señaló la periodista.

Asimismo, sobre el movimiento feminista, Russo explicó: “En Bolivia es probable que reprochen que las indias tengan las mismas oportunidades que ellas, no creo posible el feminismo liberal. Nadie que esté a favor del racismo puede portar una bandera de Derechos Humanos. No es casualidad que hayan puesto a una mujer como presidenta de facto. Hay que actualizar a qué le llamamos patriarcado, nunca se trató de un tema entre varones y mujeres: es un dispositivo de poder. En esta fase del capitalismo corporativo el patriarcado es una pata más del racismo, el machismo y el clasismo. El único punto de vista razonable es estar a favor de las víctimas y en contra de los victimarios”.

El paradigma de los pueblos originarios es la vanguardia de la humanidad, creo que pertenecen al pasado y están en el futuro esperándonos a que nos demos cuenta de que todo lo que construimos desde el occidente fracasó. Ellos tienen un saber que nunca fue puesto en valor y privilegiamos otros saberes de otro lado y eso está fracasando”, afirmó la escritora argentina.

Pasó en Caput #SomosNosotras