La periodista Sandra Russo dialogó sobre las repercusiones del intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Afirmó que «la causa está fragmentada a propósito para no llegar a la verdad».

La periodista y escritora sostuvo que «no hace falta más nada para darnos cuenta de que hay gente de Juntos por el Cambio detrás del intento de magnicidio». Y agregó que «la Corte está en una actitud de subversión democrática, no aporta recursos, la causa está fragmentada a propósito para no llegar a la verdad».

En diálogo con Elizabet Vega Gron, Horacio del Prado y Juan Pablo Rosendo, la escritora manifestó que «no tenemos oponentes democráticos». Y detalló que «ni el radicalismo ni juntos por el cambio dimensionaron lo que fue el intento de asesinato».

Afirmó que «es todo muy pueril, trabajaron y financiaron para dejar todo listo para que alguien la matara». Asimismo, opinó que por el trauma social que causó el atentado «los liderazgos deberían ensamblarse dentro de la sociedad de tal manera que no se dependa de una sola persona».

También amplió que «hay sectores dentro del Frente de Todos que en su momento apoyaron al macrismo». Y concluyó que «hay una desconexión con la realidad y hay individualismo, porque una organización también puede ser individualista».

Por último, habló sobre su nuevo libro «La lengua suelta, 45 años de contrarrelato», editado por la Universidad de la Plata (UNLP). Comentó que «es la historia de mi carrera, pasando por los hitos de contrarrelato para mí más fuertes, pero es una excusa para hablar de códigos y públicos de contrarrelato en diferentes épocas y volver a preguntarnos qué es el periodismo».

Agregó que «el periodismo de guerra no es periodismo, el que lo hace no puede tener libertad de expresión, porque propagandiza la guerra». Y concluyó que «el periodismo hegemónico es sicario y el de contrarrelato no tiene dinero; hay que inyectar recursos porque es la única manera de sostener comunicacionalmente al proyecto nacional y popular».

Pasó en Caput #LugaresComúnes