Compartir

Los gremios docentes de todo el país llamaron a paro nacional el 6, 7 y 8 de marzo. A pesar de que algunas escuelas sí comenzaron las clases, los gremios de SADOP, SUTEBA y CTERA adhirieron, con el apoyo de los docentes universitarios. “Hace ya más de 2 años que el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, no convoca a la paritaria nacional”, aseguró María Laura Torre, secretaria adjunta de Suteba.

“Hay un paro nacional docente porque hace ya más de 2 años que el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, no convoca a la paritaria nacional. Desconociendo la ley que rige eso”, aseguró María Laura Torre, secretaria adjunta del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba). La paritaria nacional docente discute el piso para el salario mínimo en todo el país y a su vez asegura que en la provincias donde no se llegará a completar ese monto con fondos propios, el Estado nacional completaba el faltante. “También está congelado el incentivo docente, que es gran parte del sueldo de muchos compañeros y compañeras”, afirmó Torre. La ley de paritaria nacional, además del monto mínimo para el sueldo, discute formación y capacitación, métodos de evaluación y condiciones laborales.

La diferencia entre la provincia que más gana y la que menos gana es abismal: en La Pampa el inicial es de 24 mil; en provincia de Buenos Aires 16 mil. Queda librado a la suerte de cada provincia y de cada gobernador”, expresó la secretaria adjunta de Suteba y agregó: “Dicen que el salario va a ser un tema de debate en el Consejo Federal de Educación pero a ese debate le falta una pata, la de los trabajadores. A ellos les gustaría vivir en un país donde no haya sindicatos”.

Sobre el pedido de recomposición del salario exigido por los y las docentes, Torre comentó que solo se le reconocerá la pérdida de poder adquisitivo a los que recién comienzan en la provincia de Buenos Aires. “Todos perdimos un 15 por ciento con la inflación de 2018. Cuando se reconozca esa actualización respecto de la paritaria del año anterior, recién ahí podemos sentarnos a discutir las del 2019”, dijo María Laura Torre.

La semana siguiente llamaran a asambleas dentro de las escuelas para luego tener reuniones de delegados. “Vamos a esperar a que nos convoque el gobierno después de las reuniones, y si no se le dará continuidad al plan de lucha”, aseguró Torre. Afirmó, además, que desde el 2018 a María Eugenia Vidal se le cayó el relato y que hay un clima de malestar en el cuerpo docente. “Hay mucha bronca, estamos todos y todas esperando poder dar vuelta la página de esta etapa”, cerró Torre.

Pasó en Caput #ReportaCaput