Compartir

Nelly Minyersky, feminista de 88 años y abogada, es optimista con la “grieta” que se ha abierto a raíz del debate por la legalización del aborto: “Estas buenas grietas que empiezan a abrirse, -porque no todas las grietas son malas, hay grietas buenas- me reconfortan”.  Minyersky lo tiene claro: “Que la sexualidad sea para el goce y no para el sufrimiento”.

La época que vivió Minyersky estuvo marcada por el control sobre la mujer, su libertad y cómo no, su sexualidad: “Durante muchas etapas, la sociedad necesitaba que las mujeres fuéramos reproductoras para soldados, para obreros”.

La visión de una mujer como Minyersky da esperanza después de la negativa del Senado a legalizar el aborto.

Pasó en Caput. #UnCuartoPropio (Lun 21 hs).