Compartir

El director del Instituto Estadístico de los Trabajadores, Mariano de Miguel, explicó que el dato de 2,4 por ciento de inflación en abril dado por ese organismo “esencialmente se debe a los aumentos que se dieron en el rubro Vivienda, en este caso muy influido por los aumentos de gas, y en Alimentos y Bebidas“.

“La pauta del 17 por ciento como techo que se había puesto el gobierno nacional ya es imposible de cumplir. De ninguna manera va a haber un desinfle como para alcanzar la meta”.

“Dentro del universo de asalariados registrados, el 10 por ciento de menores ingresos no tuvo 2,4 por ciento en la inflación de abril contra marzo, sino que tuvo 2,87. Esto esencialmente es porque gastan en poquitas cosas que son las que más subieron“.

“Las causas de la inflación están muy asociadas a presiones en los costos. En su momento fue la devaluación, la quita de retenciones y los aumentos en las tarifas los que aceleraron fuerte la inflación en la primera mitad de 2016. Desaceleró en la segunda mitad porque esos factores se quedaron relativamente quietos, y volvió a acelerar porque está jugando mucho el aumento de las tarifas“.

“Lo preocupante es que no es algo puntual que ocurrió en abril, sino que ya en marzo nos había dado preliminarmente 2,1 por ciento y finalmente nos dio 2,7, y cuando uno toma en cuenta el primer cuatrimestre ya tiene acumulado más de un 9 por ciento, y si eso lo proyectaras a todo el año te daría cerca del 30, algo que difícilmente ocurra porque lo lógico es que la inflación desacelere un poco su ritmo en la segunda parte del año”.

Pasó en Caput. #AburridosPeligrosos (lun a vie 14hs)