Compartir

El extitular del Banco Central, Alejandro Vanoli, trazó un duro panorama sobre la economía que se viene: alta inflación, pérdida de empleo, caída del salario real, endeudamiento, y más problemas en el frente externo. “La inflación no va a bajar a menos que el gobierno se decida a ponerle un límite a los sectores que ha beneficiado de manera considerable en estos dos años”, afirmó.

En diálogo con Javier Vicente, Alejandro Vanoli trazó una línea de continuidad entre las políticas que impulsó Martínez de Hoz durante la última dictadura cívico militar y la que desarrolla el actual elenco gobernante: “empezar con una devaluación, seguir con una liberación absoluta de algunos movimientos relevantes para algunos grupos económicos, el sinceramiento, el ajuste y el endeudamiento”, explicó. En ese mismo sentido, analizó que “cuando una economía entra en el sendero de privilegiar lo especulativo, a la gente de a pie le va mal“.

Consultado por las tensiones que existen con la política monetaria, Vanoli aseguró que “los dueños del poder tienen una contradicción. Algunos quieren un dólar quieto para ganar con la bicicleta financiera y otros pujan por una devaluación, hay sectores exportadores que quieren un dolar más alto”.

Sobre la alta inflación que repuntó en el mes de diciembre, Vanoli explicó que “no va a bajar a menos que el gobierno se decida a ponerle un límite a los sectores que ha beneficiado de manera considerable en estos dos años”.

“Si se mira que la actividad económica fue menor que en 2015, la inflación fue duplicada, con mayor déficit fiscal, con más desempleo… Se mire por donde se mire el desempeño de la economía, uno ve resultados muy malos, y la dinámica puede ser mucho peor, porque todos los operadores están asumiendo que en Estados Unidos, a través de medidas que toma Trump, va a subir la tasa de interés, y cada vez que esto pasa economías como la argentina comienzan a tener serios problemas financieros que son la contrapartida de los problemas que tiene la economía real de nuestro país”, explicó.

Pasó en Caput. #RelatosMilitantes