Compartir

“Nosotros no somos propietarios, nosotros pusimos todos nuestros ahorros. Entre toda la gente que sacó un crédito pusimos miles de millones de dólares y tal vez los perdamos. Hay gente que es más grande y es su última oportunidad de adquirir una casa. Es desesperante”, contó una integrante del grupo autoconvocado de hipotecados UVA en relación a la desesperante situación que vive la gente que accedió a un crédito UVA.

El sueño de tener una casa propia con un crédito UVA se ha convertido en una pesadilla. Es porque los créditos están atados a inflación y los salarios quedaron muy atrasados.

Una de las integrantes del grupo autoconvocado de hipotecados UVA, Betsabe Moguilevsky, compartió con Radio Caput el drama que están viviendo: “Nosotros no somos propietarios, nosotros pusimos todos nuestros ahorros. Entre toda la gente que sacó un crédito pusimos miles de millones de dólares y tal vez los perdamos. Hay gente que es más grande y es su última oportunidad de adquirir una casa. Es desesperante”.

“Los créditos UVA surgieron en el 2016 y venía con un aumento del 22 por ciento, o 20 por ciento anual. En el 2016 fue del 20 por ciento, en el 2017 del casi 23 por ciento. Teníamos muchas esperanzas, queríamos comprar y nadie imaginó que esta situación iba a escalar de esta manera”, explicó una de las damnificadas de los créditos UVA.

LAS TRAMPAS DE LOS CRÉDITOS UVA

La cláusula que establece que la cuota no supere más del 25 por ciento del salario ya no se cumple. En esta línea, Betsabe explicó que “esto no es así. Hecha la ley, hecha la trampa. El proyecto es que no pagues más del 25 por ciento de tu salario, pero eso se distorsionó. He hecho encuestas y hay gente que está pagando el 35 por ciento de su salario. Esto es muy crítico”.

Los créditos UVA tienen más de una trampa que han empeorado la crítica situación de la gente que accedió a ellos. Moguilevsky contó que hay una cláusula que plantea que si la inflación supera los diez puntos a la paritaria general, te pueden extender el plazo del crédito siete años:“Lo que pasa que sólo se puede usar una vez, y no aplica a gente que tal vez no tiene la edad suficiente para seguir aplazándolo porque no lo van a seguir pagando a los 90 años”, remarcó en diálogo con Radio Caput.

Betsabe contó que están tratando de hacerse escuchar, y que están hablando “con los distintos bloques (del poder legislativo) para que nos puedan ayudar, para que a mediano plazo no perdamos nuestras casas”.

Pasó en Caput. #AburridosPeligrosos (Lun a Vie 13 hs).