Compartir

Organismos de derechos humanos convocan para el jueves a una movilización desde Plaza de Mayo al Ministerio de Defensa, en rechazo al decreto firmado por el presidente Mauricio Macri que habilita a las Fuerzas Armadas a actuar en cuestiones de seguridad interior. Para Ana María Careaga, referente en la lucha por los derechos humanos, el decreto es “escandaloso”, pero ni casual ni ajeno “a otras medidas que implican una militarización de la política y lo social”.


Bajo la consigna Fuerzas Armadas Represivas Nunca Más organismos de derechos humanos convocan para el jueves a una movilización desde Plaza de Mayo hacia el Ministerio de Defensa. La concentración comenzará a las 15 en Plaza de Mayo, en consonancia con la ronda de las Madres, y luego partirá la movilización rumbo al Ministerio conducido por Oscar Aguad para llegar a las 17 a Paseo Colón y Adolfo Alsina, de la Ciudad de Buenos Aires.

“Esta consigna vincula el rol de las Fuerzas Armadas con la dictadura, el Nunca Más dice eso: Nunca más a la represión”, explicó la conductora del programa Ahora y Siempre (mie 18 hs), y calificó de “ilegal” el decreto firmado por Mauricio Macri.

Para la referente, el decreto “es escandaloso, pero no es casual ni ajeno a otras medidas que implican una militarización de la política y lo social”, y remarcó que la medida tampoco escapa al acuerdo con el FMI porque “exige una serie de condiciones en desmedro de la gente, y ese ajuste no es sin represión”.

La medida fue denominada desde el ejecutivo como Reforma y Reorganización del Sistema de Defensa Nacional, y para Careaga es “llamativo” que el nombre coincida con el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional. “A confesión de parte, relevo de pruebas”, señaló.

El constitucionalista Eduardo Barcesat “está preparando la impugnación porque es traer la doctrina de seguridad nacional”, adelantó la militante de derechos humanos y sostuvo que el decreto presidencial “vulnera la soberanía”.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vie 13 hs).

Pérez Esquivel: “Las Fuerzas Armadas nunca son garantes de la paz”