El Secretario de Derechos Humanos de la Provincia de La Rioja, Délfor «Pocho» Brizuela, sostuvo que «nos preocupa que cierta dirigencia de nuestro espacio de por sentada la imposición del establishment de sacar del juego a Cristina«. Agregó que «decimos esto y no nos convocan en ciertas mesas, por lo que decidimos pintar las paredes de varios lugares de la ciudad y eso ha generado un debate».

Brizuela comentó que se desarrolló el Pre Foro de Derechos Humanos, instancia previa para el 3er Foro Mundial de Derechos Humanos que se desarrollará entre el 20 y el 24 de marzo en Argentina.

En diálogo con Juan Martín Ramos Padilla, el secretario habló del comunicado que firmó apoyando la candidatura de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Sostuvo que «con un grupo de militantes lo escribimos hace dos meses, salimos a pintar paredes en la rioja por la candidatura y rechazando la mafia judicial».

Amplió que tuvo apoyo de sectores del pueblo y dirigentes pero «no dijeron nada los dirigentes de las primeras líneas». Y afirmó que «preocupa que cierta dirigencia de nuestro espacio de por sentada la imposición del establishment de sacar del juego a Cristina».

En ese sentido, opinó que «es resignarnos y aceptar una democracia que no nos merecemos». Y aseguró que «poner una agenda popular sin Cristina es una traición al movimiento».

Por último, concluyó que «decimos esto y no nos convocan en ciertas mesas, por lo que decidimos pintar las paredes de varios lugares de la ciudad y eso ha generado un debate». Y concluyó que «insistiremos en la posibilidad de escribir las paredes y poner el cuerpo convocando de nuevo a la calle».

Pasó en Caput