El martes 14 de junio se desarrolló el cierre del módulo Comunicación para Organizaciones Populares, una charla abierta en el marco del programa de Fortalecimiento de las Organizaciones Comunitarias a través de metodologías en entornos virtuales, que impulsa la Federación Nacional de Docentes Universitarios (FEDUBA)  junto a la Secretaría de Inclusión Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Participaron como expositores el secretario de prensa de FEDUBA Kevin Axel Costa, Elizabet Vega Gron, directora de Radio Caput y Walter Isaía periodista especializado en economía social y solidaria.

Elizabet Vega Gron, compartió su experiencia como directora de Radio Caput e invitó a reflexionar sobre los medios populares y su quehacer comunicacional. Recalcó que «Desde este lugar de comunicadores populares podemos decir que hay experiencias comunicacionales, que basan su éxito en la generación de comunidades, grandes, pequeñas, medianas, se asientan en esas comunidades, se fortalecen, y a su vez ese fortalecimiento consolida a las propias comunidades en las que se insertan». Y añadió que  “la principal hipótesis  para trabajar la comunicación es que frente a los gigantes mediáticos se trató de construir el propio leviatán para disputar ese poder” mencionó. En esta línea señaló la importancia de las comunidades, que son las que hacen posible la existencia de los medios de comunicación populares  que a su vez son herramientas de empoderamiento del pueblo». «Quizás el camino no sea la construcción de gigantes mediáticos para contraponernos a los gigantes mediáticos, sino que los gobiernos populares podrían usar las herramientas a su disposición para fortalecer a los medios populares y así mismo empoderar a aquellas comunidades en las que se asientan y de esta manera, ser más fuerte ahí donde los movimientos populares son fuertes, en las periferias» agregó Elizabet.  

A su vez, la directora de Caput resaltó que «si bien la comunicación popular aparece dispersa, como focos distribuidos en un amplio territorio y las operaciones mediáticas, sin embargo para mi esto no es una debilidad sino su fortaleza. La dispersión y la generación de pequeñas comunidades mediáticas es lo que evita que las derrotas tácticas se transformen en derrotas estratégicas. Esto quedó evidenciado durante la resistencia a la última expresión del neoliberalismo en nuestro país, con el gobierno de Mauricio Macri, cuando muchos dirigentes desertaban o asumían que se venía una larga etapa del neoliberalismo, en gran medida los medios de comunicación popular aportaron vos y visibilidad, a la resistencia sindical. En esas épocas cuando se censuraba a un medio, el resto reproducía y denunciaba la situación solidariamente y por lo tanto todas las acciones contra los medios comunitarios terminaban fortaleciendo su credibilidad, y la generación de redes de medios comunitarios para unir fuerzas y capacidades para dar cuenta de esa realidad.»  

Elizabet consideró que «a los gobiernos populares en materia comunicación, se le aplica del teorema Baglini que dice cuanto más cerca del poder, más lejos de la revolución. Nuestros gobiernos y funcionarios, en el tránsito de ser oposición al gobierno, parece que son convencidos de que deben congraciarse con los factores de poder económico en función de lograr consenso para impulsar medidas populares, sobre todo cuando se trata de restaurar derechos, cuando son esos mismos grupos sean los principales opositores a cualquier medida que lleve a la restauración de derechos porque entiende que eso afecta sus negocios».  

«Los factores de poder económico constituyen sus grandes multimedios de comunicación, que tienen intereses de negocios, que no siempre confiesan ni blanquean. Uno no plantea que deban romper lanzas cual Quijote frente a molinos de vientos, pero lo cierto es que si destinaran un porcentaje de los recursos materiales y simbólicos que destinan a los medios de comunicación masiva para los medios comunitarios, para legitimarlos, consolidar sus estructuras y fortalecerlos frente a su comunidad de origen, entonces los gobiernos populares contarían con un actor de peso, relevancia y de mucha territorialidad para desplegar campañas publicitarias y de medidas del gobierno a favor de la población. En definitiva, se trata no tener que tomar los estudios de televisión de los pulpos privados como el ágora del debate político.» añadió.  

 «La principal fortaleza de los medios comunitarios es su pertenencia y raigambre en comunidades, con esto no quiero decir que esas comunidades deban ser compartimientos estancos y aislados de otras comunidades. Justamente como un gran movimiento comunicativo cada uno concurre desde su identidad a dar la batalla. Por eso me resulta interesante las capacidades y posibilidades que tienen los sindicatos, y en este caso uno de docentes universitarios, para conectar con las comunidades y sobre todo este marco, para conectar a las universidades con las comunidades, realizando tareas anfibias» sostuvo Elizabet Vega Gron.

Y concluyó diciendo que «el sujeto para el poder mediático es un recipiente que debe ser llenado de contenidos, es un sujeto pasivo y receptor, es parte del quehacer de los medios populares cambiar esa lógica, hacer de los sujetos que reciben la información sujetos no receptores, sino participes. Como vehículos y generadores de los contenidos y de las noticias». 

Tras la presentación tomó la palabra Ignacio Politzer (Sociólogo y Coordinador del Proyecto de Fortalecimiento de las Organizaciones Comunitarias). “El objetivo de estos conversatorios es que las experiencias que comparten las y los expositores sirvan para el día a día de las organizaciones” afirmó.

A su tuno, Kevin Axel Costa, tras agradecer la invitación a integrar el panel, resaltó la importancia de la comunicación sindical, y lo fundamental de no reducirla a cuestiones meramente operativas. “Cuando pensamos en la comunicación identificamos dos planos: hacia el afuera, como un modo de participar en los ámbitos públicos y lograr injerencia, pero también hacia el interior, que es fundamental para el funcionamiento del propio gremio y es lo que permite crear una identidad en común. Esta construcción de un relato sobre quienes somos  es clave para la defensa de los derechos de lxs trabajadorxs.” sintetizó.

Walter Isaía explicó que la comunicación popular o alternativa se empezó a desarrollar en nuestro país a fines de los años 80 con las primeras radios “clandestinas” y de la mano del inicio de la carrera de Comunicación Social de la UBA. “De este modo se comienza a construir esa masa crítica para encontrar alternativas a los mensajes proveniente de los medios masivos y las empresas infocomunicacionales. A la vez se empieza a pensar en la comunicación, ya no como mera recepción,  sino como la producción de un espacio de participación.”  expresó.

 

Vínculo para ver el video del cierre del Módulo de Comunicación para Organizaciones populares: https://www.youtube.com/watch?v=Vr6E8n-XH-Y