Compartir

Los trabajadores despedidos de Coca Cola fueron reprimidos en las inmediaciones del Ministerio de Trabajo. Hubo dos heridas que necesitaron ser hospitalizadas y varios trabajadores y trabajadoras con quemaduras de gas lacrimógeno. Myriam Bregman, legisladora porteña por el Frente de Izquierda, se encontraba junto a los  manifestantes y relató la violenta situación que tuvieron que vivir en manos de la policía de Horacio Rodríguez Larreta.

“Estamos intentando que nos permitan entrar al Ministerio de Trabajo, no tiene ninguna justificación la brutal represión que desataron. Hay dos compañeras heridas en el hospital de clínicas, compañeros y compañeras con quemaduras de gas lacrimógeno”, relató la legisladora por el Frente de Izquierda, Myriam Bregman. Además, responsabilizó a Horacio Rodríguez Larreta de resolver sus internas con Patricia Bullrich usando a los trabajadores y trabajadoras como carne de cañón.

Aquel que no acepte la dirigencia sindical va a cobrar. Las mismas dirigencias sindicales que están permitiendo los más de 200 mil despidos”, aseguró Bregman. La legisladora porteña afirmó que las dirigencias sindicales que regalaron un 2018 de calma social al macrismo son las que permiten que estos despidos sucedan. “Estos regalos los capitaliza la derecha, como pasó en Brasil”, agregó.

“Una multinacional como Coca Cola no soluciona sus problemas de caída del consumo con 32 despidos, quieren aprovechar la situación favorable para despedir a quienes pertenecen a otro sector sindical”, afirmó la referente del FIT. Remarcó, además, que detrás de los trabajadores despedidos hay familias que pierden el ingreso. “Esto no puede verse como un número, son familias que no comen, chicos y chicas que tienen que empezar las clases y no  van a tener útiles escolares”, expresó la diputada.