Compartir

El periodista internacional y sociólogo, Pedro Brieger, sostuvo que “en Bolivia hay una situación más “similar” a los golpes del siglo pasado, porque están desconociendo la Asamblea Nacional. Los golpistas tienen un problema: en la Asamblea Nacional, la mayoría es de Evo. Como tiene mayoría parlamentaria tienen que gobernar por decreto”, afirmó.

¿Qué análisis hacés de la situación que se está viviendo a nivel regional?

“Creo que es muy vertiginoso y eso impide parar la pelota y pensar. Hace 3 semanas atrás salían publicados artículos en Estados Unidos diciendo que “se viene una nueva ola anti-neoliberal“: por las protestas en Ecuador que frenaron el alza del precio del combustible, por las protestas en Chile, por el triunfo de Alberto Fernández en Argentina, y hace una semana la liberación de Lula casi que parecía ratificar esto, y en menos de 48 horas tenés un golpe de Estado en Bolivia“, afirmó el periodista.

“Yo creo que hay un continente en disputa. Hay una disputa entre una corriente progresista, nacional, popular, difícil de definir, pero todos sabemos quiénes están en esa vereda y quiénes están en la otra”.

“Lo que es real es que hay una disputa, que las derechas hoy no pueden saldar con golpes de Estado al estilo de la década del 60, 70 del siglo pasado, aunque ahora lo de Bolivia hace repensar eso. También es verdad que si vos mirás los presidentes depuestos en el siglo 21: Fernando Lugo, Rafael Correa, Lula, y varios que conforman el Grupo de Puebla: hay muchos movimientos que te hacen repensar lo que está pasando y tal vez buscar nuevas categorías que son difíciles de encontrar”, sostuvo.

¿Crees que la democracia tiene un carácter cíclico?

“La verdad no lo sé. Nosotros vivimos por primera vez 35 años de democracia en la historia argentina: esto no existía. Estamos en una etapa diferente, cuando se empezó a acuñar lo de “golpe blando” es porque pensábamos que en este período no se pueden llevar adelante los golpes al estilo del siglo pasado. En los casos de Zelaya, Lugo y Dilma Rousseff, no se cierran los parlamentos, se mantiene el cronograma electoral establecido”.

“En Bolivia hay una situación más “similar” a los golpes del siglo pasado, porque están desconociendo la Asamblea Nacional. Los golpistas tienen un problema: en la Asamblea Nacional, la mayoría es de Evo. Como tiene mayoría parlamentaria tienen que gobernar por decreto”, concluyó.

Pasó en Caput #BastaDeZonceras