Compartir

En el marco de la medida de fuerza convocada por el sindicato Cicop, en reclamo de que el gobierno de Maria Eugenia Vidal convoque a paritarias, la presidenta del gremio de profesionales de la salud pública bonaerense, Marta Márquez, afirmó: “Todavía estamos reclamando la paritaria 2018, el gobierno de la provincia ni siquiera nos ha llamado para discutir”, y agregó que: “el sentido de las medidas de fuerza es el reclamo por la convocatoria a paritarias”. “El presupuesto de salud que se votó para el 2019 es el más bajo en la historia de la provincia de Buenos Aires, que es el 5.5 por ciento del PBI“.

Contexto

Acerca del estado actual de los trabajadores y trabajadoras de la salud, Marta Márquez explicó: “Hicimos un cierre parcial del 2018 en noviembre, con el compromiso de que en diciembre el gobierno nos volvía a convocar para cerrar la paritaria 2018. En diciembre no nos convocaron y no tenemos una sola convocatoria para este año”, destacó.

“En la práctica es como si nos hubieran rebajado los sueldos: quedamos unos 14 puntos abajo en el 2018 y llevamos perdido en lo que va del 2019 todo lo que la inflación ha aumentado. En este momento un ingresante está en el límite de la Canasta Básica de pobreza”, sostuvo la dirigente.

“Hemos tenido una importante adhesión tanto ayer como hoy, se están realizando asambleas en muchos de los hospitales y centros de salud. Este sábado haremos un congreso provincial de delegados, donde si no hay respuestas por parte del gobierno provincial, sin duda el conflicto va a continuar. Es responsabilidad del gobierno convocarnos. Somos el único sector de los trabajadores estatales bonaerenses que no hemos tenido una sola convocatoria a paritarias”, concluyó.

Sobre las negociaciones con el gobierno provincial: “Es una decisión política. Lo que nos han dicho los funcionarios de economía en algunas reuniones informales que tuvimos es que la provincia no tiene fondos para hacerle al resto de los sectores estatales la misma propuesta que se le hicieron a los docentes. Lo cual ha generado mucho malestar en los profesionales de la salud”.

Paros Activos

“Los paros garantizan siempre la atención de las urgencias, en general los turnos programados se re programan. En los paros activos estamos en los centros de trabajo hablando con la gente, haciendo asambleas e informando a la comunidad de lo que pasa. Por supuesto que hay una afectación en la atención, pero el resto de los días la atención también se ve afectada porque el servicio funciona mal, no hay suficientes profesionales, es decir, lo que está mal en el sistema de salud afecta independientemente del paro activo”, explicó Márquez.

El presupuesto de salud que se votó para el 2019 es el más bajo en la historia de la provincia de Buenos Aires, que es el 5.5 por ciento del PBI. Sin duda sin un presupuesto adecuado no se puede hacer la inversión que hace falta: la deuda es la inversión en la salud pública en general. En diciembre del 2015 fue la única vez que nosotros como representación gremial nos sentamos con la gobernadora”, finalizó.

Pasó en Caput #ReportaCaput