Compartir

El secretario de la Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN), Raúl Hutin, conversó con Hugo Gulman sobre la situación actual de las PYMES, y destacó que “entre el 11 de diciembre y el 28 vamos a dar dos aguinaldos, uno para que la gente se recupere y otro para que pague sus deudas“. Además, sobre el candidato Alberto Fernández, señaló: “Por primera vez, en mi larga trayectoria de empresario PYME, escucho a un futuro presidente hablar de un Ministerio PYME”.

¿Cómo estás viendo el panorama a partir de estas medidas nuevas del gobierno?

“El panorama es muy claro, hay momentos donde estamos mal y momentos donde estamos peor. Realmente esto es un desastre, y las medidas que se están tomando, si bien son un paliativo, por supuesto llegan absolutamente tarde, cuando se han destruido 4.200 empresas solamente en la provincia, y llevamos 145.000 familias que se han quedado sin trabajo. Este industricidio es demencial. Además sin dar nada a cambio, se hizo un sacrificio enorme para destruir todo a cambio de nada”.

“Esto es un modelo absolutamente fracasado desde el arranque. Desde que Prat Gay anuncia el modelo que va a poner en práctica, nosotros sabíamos que esto iba a terminar de esta manera. Por el mismo camino siempre se llega al mismo lugar, no hay vuelta que darle. Esto ya lo vivimos varias veces, y sabemos que esto no termina de otra manera: Termina estrellándonos, termina con la pauperización de la gente, termina con una pobreza absoluta, desocupación y hambre, que es lo peor de todo”.

A diferencia de lo que pasó en 2003, que las fábricas ya venían de muchos años recesivos, ¿en este caso podría ser más fácil reactivarlas rápidamente?

“Es correcto lo que decís, y a los que logramos resistir nos permite poder poner en marcha las fábricas rápidamente. Hoy tené en cuenta que hay por lo menos un 40 por ciento de capacidad ociosa de promedio, que va desde el 50 por ciento hasta el 30. Con maquinaria más o menos moderna, por supuesto que en estos 4 años nadie pudo invertir y la maquinaria fue sufriendo la obsolescencia propia de este período. Pero en el período anterior se invirtió mucho, esto nos permite, con una inversión no demasiado elevada, poder poner esto en marcha”.

Pero para eso hay un elemento clave que es la demanda, que determina todo lo demás. Vos le pones plata a la gente en el bolsillo, esa plata se convierte en consumo, las fábricas empiezan a tomar gente y empieza a darse el circulo virtuoso de la economía. Eso va a permitir inmediatamente buscar nueva maquinaria, proyectos, innovaciones productivas y eso nos va a sacar adelante”, afirmó.

“A mí me tocó ser parte del gobierno del 2001 al 2003 y pasó exactamente lo mismo, y en pocos meses lo sacamos adelante. Hay que vencer el período de inercia y el fatalismo, hay que darle esperanza a la gente, hay que darle voluntad, hay que darle dignidad, y con un efecto solidario vamos a salir adelante“.

¿Cómo se empieza a reactivar esto?

Primero que nada tenemos que combatir el hambre, porque con hambre la gente no puede trabajar, no puede estudiar, no puede pensar. Además, el hambre es un mal conductor, porque lleva a la gente al prestamista, el prestamista lo lleva a la droga y va perdiendo la dignidad. Después ponerle un mango en el bolsillo. Esto ya está más o menos pensado. Todos los meses cada empresa tiene que presentar un 931, que es el listado de lo que vos pagas a cada uno de tus empleados de cargas sociales”.

“Vos presentas el 931 al banco y vamos a discutir cuantos meses de crédito te tienen que dar, estamos pensando entre cuatro y ocho meses que le den a cada una de las empresas para volcarlo inmediatamente tanto a la gente como al capital de trabajo, con una tasa del 11 por ciento”, afirmó Hutin, en diálogo con Hugo Gulman por Radio Caput.

“Y esa guita va a salir de las LELIQS, no se puede seguir este tema de la bicicleta financiera. Toda esa plata que hoy se paga, que son miles de millones de pesos mensuales que se pagan solamente en intereses, no va a existir más. Y se acabó la timba financiera para el sector de los bancos, para el sector de los capitales externos y vamos a dedicarnos a construir país”.

Entre el 11 de diciembre y el 28 vamos a dar dos aguinaldos, uno para que la gente se recupere y otro para que pague sus deudas“.

¿Alberto Fernández está escuchando a los PYMES?

“No solamente nos escucha. Por primera vez en mi larga trayectoria de empresario PYME, escucho a un futuro presidente hablar de un Ministerio Pyme. Va en sintonía con la política de Axel (Kicillof), de hecho acabo de tener una reunión con él”.

Con Axel hablamos claramente de la situación de la industria en la provincia de Buenos Aires, y cómo tenemos que hacer para levantar la industria. No habló una palabra de la situación financiera del país. Hoy tenemos que mirar adelante, y lo tenemos que hacer con todos, con aquellos que nos negaron y aquellos que nos aplaudieron, sin exclusiones. A aquellos que se equivocaron le tenemos que decir: “Lo lamento, pero te necesitamos también”. Entre todos podemos construir un país mejor para todos”, finalizó, en diálogo con Hugo Gulman.

Pasó en Caput #Al FinalDelTúnel