Compartir

El delegado de los colectiveros que pararon el día 30, contradiciendo a la conducción de la U.T.A liderada por Roberto Férnandez como secretario general, Miguel Bustinduy, señaló: “Fernández es amigo del gobierno y a él no lo investiga nadie” y agregó que “No lo puedo calificar como representante de la UTA, a él no lo votó la gente. A los delegados de base nos proscribieron”.

Sobre los dirigentes de la U.T.A, Bustinduy afirmó: “Yo estoy pidiendo una elección libre para que la gente diga la verdad, eso lo saben y por eso se esconden detrás del estatuto”, agregó, además:” Sobre nuestro estatuto, un juez de primera instancia dijo que era una cuestión a dirimir en el congreso”.

Del paro del día 30 comentó: “Ninguna línea, por más que la hayan presionado, ha cumplido la cantidad de servicio que tenía que tener. Presionaron desde el gobierno y desde nuestra organización, que es penosa la posición que ha tomado, y a pesar de eso el paro fue muy contundente”. Además dijo que “los trabajadores de la U.T.A no tenemos salud, no tenemos prestaciones médicas. Pregúntenle a Roberto Fernádez por qué es eso”.

Respondiendo a las acusaciones de la ministra de seguridad Patricia Bullrich, sobre que estaban quemando colectivos, el delegado aclaró: “Nosotros repudiamos las prácticas violentas como método de protesta, tenemos una amplia comunicación con los compañeros de todo el país y no las necesitamos”.

Para finalizar remarcó: “Si hay una nueva medida de fuerza nuevamente haremos asamblea en todas las líneas, hablaremos con los compañeros del interior y volveremos a tomar la decisión entre todos lo que sea más conveniente al movimiento obrero“.

Pasó en Caput #ReportaCaput