Compartir

Es 1973 y Mariana tiene cuatro años. Parada frente al televisor, le hace preguntas a Isabel Perón con un palito en la mano que ella cree micrófono. Su madre la encuentra hablando sola y le pregunta: qué estás haciendo.

-Estoy entrevistando a la Presidenta porque quiero ser periodista.

Lo que no sabía Mariana Moyano es que su deseo se iba a convertir en realidad, que iba a trabajar en Página/12, en Canal 7,  en Radio Nacional y en 678. Lo que no sabía tampoco es que 45 años después iba a ganar las elecciones Mauricio Macri. Se abrió una nueva etapa.

La periodista recuerda en Mujeres Sentipensantes ese momento: “A la radio en la que trabajaba le dijeron ‘ella no porque si no no hay pauta’. Y muchos compañeros pensaron ‘muerto el perro, se acabó la rabia’, es decir, corridos los de 678, se acabó el problema. Les dije que no, que la mano no venía así”.

Cientos de casos posteriores y el actual conflicto en Télam por los 357 despedidos le dieron la razón y no temió en afirmar: “Se abre una etapa de proscripción: hay un grupo de personas que estamos prohibidas. Es horrible”.

Mariana Moyano dialogó con Marcela Carlomagno y Cristina Caamaño.

Mariana Moyano reflexiona en que el verdadero problema no está en la libertad de expresión sino “en el derecho de los oyentes a acceder a la información” que se brinda. Pero no pierde el optimismo: “Aunque sea, ahora estamos todos juntos porque no solo despiden periodistas sino trabajadores en general”.

Pasó en Caput. #MujeresSentipensantes (Mié 16 hs).