Compartir

El intendente electo de Morón, Lucas Ghi, explicó: “Creo que hay una enorme deuda social. Morón no tenía comedores comunitarios, la gente comía en su casa. Hoy hay 50 comedores. Otro dato, en el 2015, en nuestra ciudad encontrar un local vacío en las áreas centrales era muy difícil”.

¿Qué te pareció el resultado en Morón?

“Estamos muy contentos, logramos ratificar el resultado de agosto, yo creo que eso se explica por un lado por un balance negativo que hace gran parte de la comunidad de la experiencia macrista”, sostuvo.

“Por otro lado también por una construcción electoral que supo valerse de identidades diversas, de políticas diversas pero que decidimos confluir para constituirnos como una herramienta electoral que sirva para expresar el descontento. Y también con un registro de la experiencia positivo de la experiencia de gobierno nuestra cuando nos tocó estar al frente del Estado municipal”.

¿Cómo crees que encontrás la intendencia?

“Yo creo que hay una enorme deuda social. Morón no tenía comedores comunitarios, la gente comía en su casa. Hoy hay 50 comedores. Otro dato, en el 2015, en nuestra ciudad encontrar un local vacío en las áreas centrales era muy difícil”.

Hoy en todos los centros comerciales de la ciudad hay locales deshabitados. En el parque industrial “La Cantábrica” teníamos pedidos para instalarse de empresas de nuestra ciudad y de otra ciudad, hoy hay naves vacías. Eso refleja la destrucción de derechos elementales y del tejido productivo”.

¿Qué pasó con el Estado local?

“En principio lejos de haber sido relegado en la distribución de recursos, recibió más que el promedio. Lamentablemente eso no se tradujo en mejora de la calidad de vida de los habitantes. Alguna de la respuesta de hacia a dónde fue ese dinero intentaremos encontrarla en estos días que tenemos por delante”, concluyó.

Pasó en Caput #ReportaCaput