Compartir

El jueves, las calles se colmaron de estudiantes, docentes, trabajadores más allá de la lluvia, el frío y el dólar a 40. Pero ¿por qué se marcha? Hernán Brienza te lo cuenta.

No se marcha por el salario docente, ni por la cuestión presupuestaria. No marchamos por el 15 por ciento. No estaría mal si así fuera. Pero la verdad es que se marcha por algo mucho más profundo.

Hoy están en riesgo 57 universidades nacionales. Alguien podría decir que ‘no hay dinero para sostener al monstruo universitario’. Pero el gobierno quema miles y miles de dólares favoreciendo a sus amigos. Se trata de una decisión política.

Lo que está en juego es qué tipo de Argentina queremos.

La universidad produce conocimiento. Si los ricos se apropian de la universidad, si la recortan, la restringen: piensan solamente ellos. No quieren que los hijos de los trabajadores piensen en la universidad, que generen conocimiento.

Para Brienza, cuando hablamos de universidad, hablamos de que los hijos de los trabajadores sean lo que quieran ser, que puedan llevar adelante el destino que quieran. Porque de eso se trata la dignidad. Se trata de un proyecto político, de un proyecto de nación. Lo que se está discutiendo hoy es la Argentina.

Pasó en Caput. #PeriodistaDepuesto (Jue 18 hs).