Compartir

“Ya aumentó la bolsa de harina de 850 a 1250 pesos,. De golpe, casi el 40 por ciento. El lunes no entregaban, lo hicieron recién el martes, pero con el nuevo precio”, expresó el representante de la Federación de Panaderos de Buenos Aires, Emilio Majori.

Ante la devaluación del peso argentino producida por el aumento del dólar de 46 a 63 pesos, el representante de la Federación de Panaderos de Buenos Aires, Emilio Majori, aseguró que desde su sector están “en permanente asamblea en todo el país. Estamos haciendo los estudios de costo, quedaría entre 110 y 115 pesos el kilo de pan. Esto es para no perder”.

El trigo se exporta, por eso está dolarizado. Al estarlo, la materia prima es la fundamental para cualquier producto en harinas. Estamos haciendo los grandes esfuerzos para mantenernos, no para ganar”, explicó Majori sobre las medidas que meditan desde la Federación y agregó: “Esto es una movida económica digna del gobierno. Nosotros venimos denunciando hace más de un año y medio que tenemos problemas para pagar los impuestos. Defendemos las panaderías formales, porque hay una competencia distorsionada. El gobierno vende el pan en las ferias que organiza a 45 pesos, ¿de dónde sacan ese precio de harina?”.

El rubro panaderil siempre puso el hombro y lo vamos a seguir haciendo, pero tampoco podemos perder todo nuestro patrimonio”, cerró Majori.

Pasó en Caput #ReportaCaput