Compartir

El productor agropecuario y director de la Federación Agraria de Misiones, Jorge Butiuk, visitó el programa El Avispero y habló sobre la producción de su yerba mate artesanal “Dulce Beso“, resaltando sus ventajas en comparación con la yerba industrial, e hizo hincapié en la dura situación que están teniendo los productores agropecuarios en la Argentina por la fuerte devaluación del dólar y la desregulación estatal.

¿De qué parte de Misiones sos?

“De Azara. Misiones, un pueblo chico que está al principio de la provincia sobre el río Uruguay“.

¿Cómo comenzaste con la producción de Yerba Mate?

“Bueno, mis bisabuelos vinieron de Ucrania y Polonia con visas austriacas porque no los dejaban participar para poder subir a los barcos e irse. Y se terminaron desembarcando en la zona sur de Misiones, le dieron determinados lotes que asignaron a emigrantes que vinieron. Y en el 1920 mi bisabuelo en la provincia comenzó con la plantación de yerba mate que le asignaron 50 plantas de yerba mate. A partir de ahí comenzamos a ser productores yerbateros”, contó el productor.

“Mi bisabuelo ya hacía el secadero tradicional, lo que es barbacuá. Se hace un fuego y una tarimba de bambú donde se ponían a dos metros de alto las hojas y se hacía el fuego abajo y se secaba la yerba. El barbacuá en guaraní significa tostado”, explicó Butiuk.

“Mi abuelo tenía su secadero y en 1942 ya habilitó oficialmente su libro de trabajo con secadero con la reglamentación de su época. En el 1985 fallece el abuelo y yo le pedí a papá si quería mantener la chacra porque si no la iban a vender. Así que en el 90 empecé a trabajar. Hace ya más de 20 años que estoy viviendo en la chacra y produciendo. Hoy cuento con 50 hectáreas de yerba, pude comprar otras chacras y a su vez sacar la marca que en realidad no la inventé yo”, finalizó.

Método

Por suerte tuve la posibilidad de moler y tener una yerba tradicional sistema barbacuá como producía mi abuelo, ampliar los secaderos y una yerba con más de dos años de estacionamiento natural. El sistema barbacuá le da un temple a humo porque se seca más de doce horas para poder secar la yerba, después va a los depósitos con un primer triturado de hoja gruesa y eso es lo que se lleva en bolsas de 40, 50 kilos a los depósitos totalmente preparado para cuidar la humedad, porque la yerba es un producto que absorbe muchísimo la humedad y se descompone.

Jorge, ¿Qué diferencia hay entre una yerba artesanal de este tipo y una yerba industrializada común que vamos a comprar a un hipermercado?

“Primero el proceso de sapecado, en este caso yo tengo doble sapeco, donde se tira directamente la hoja de yerba a un fuego directo de aproximadamente 700 grados donde explota nada más que la película de hoja y es donde despide esa acidez interna que tiene como propiedades. A algunos no se lo dejan hacer como a los que hacen las cápsulas de yerba mate no le dejan que esa película de la hoja explote porque sino pierde esas propiedades”, afirmó.

“Pero en la yerba mate para que tenga buena calidad y sea suave y pierda esa acidez es necesario hacerla explotar. Y cómo eso tiene que ser un proceso ligero porque si no se quema automáticamente pasa a otro pre sapecador que se termina con un fuego más suave. Ahí recién va a un catre donde se hace el secado entre 12 y 15 horas y se hace todo con leña”, expresó.

“El industrial seca la yerba en tres horas o un sistema turbo que llevan 35-40 minutos que ya está seca y va a la bolsa. Después el industrial tiene cámaras de estacionamiento acelerado entonces en 28 días estaciona la yerba. Significa que desde la cosecha, hasta el secado, estaciona y va al paquete lleva 45 días y ya está en el mercado”, aseguro Butiuk.

“Por otro lado hay algunas cámaras de estacionamiento que le agregan algunos químicos como para mejorar el color y el sabor y siempre esa yerba va a tener el mismo color y el mismo sabor.
En la mía tal vez podrás encontrar diferentes sabor y color porque es artesanal y no se hace ese tipo de compuestos. Eso es lo que hace que tomar el mate no le asiente a muchas personas porque el proceso es muy acelerado, no tiene el proceso de cantación y deshidratación de la hoja que es lo que lleva que no produzca acidez”, afirmó el productor.

¿Te compensa de alguna manera esa producción con este boom de la agroecología, de los productos sanos?

“Sí el tema es que los que estamos dentro de la honestidad y lo que preparamos y lo que ponemos dentro del paquete es lo que ofertamos, nos animamos a demostrar para que pruebe todo el mundo. No es así con algunos otros de que dice una cosa y por ahí no tiene lo que dice”.

“Pero nosotros no podemos entrar al mercado porque si está en la góndola como no conocen la yerba tienen el riesgo de no querer comprarla porque es una yerba cara. Nosotros perdimos el mercado en Uruguay porque se estaba vendiendo en mucha cantidad y le ponían cualquier cosa a la yerba. Ahora mismo que hay demanda de yerba mate ya hay en Misiones algunos secaderos poniendo la poda de té a la yerba mate, por eso hay que tener mucho en cuenta y probar la yerba a ver que sabor tiene”.

¿Te pregunta la gente cómo se elabora y demás?

Si, todo lo que estamos comentando acá y un montón más. Inclusive ahora nos preguntan que vamos a hacer con el tema de los precios porque tenemos la información de que se va a liberar el tema del IVA también en la yerba mate. Yo creo que es una medida errónea porque la yerba no va a bajar el precio porque le quiten el IVA, con esta devaluación que hubo de la moneda extranjera la yerba debería aumentar casi el doble.

“Al sacar el IVA la yerba no va a bajar de precio, lo que nosotros sí necesitamos es una regulación de precios, no solamente de la yerba mate, lamentablemente acá no hay lealtad comercial. La única forma de poder controlar eso es hacer un régimen lamentablemente estricto, la única forma que podamos controlar ese desfasaje entre el productor y el consumidor es regulando, con la desregulación no hay lealtad comercial, cada uno pide y cobra lo que se le parece”.

“Hoy ningún molino está sacando una yerba por arriba de los 100 pesos y sin embargo como hay en el mercado en oferta yerbas por 100 pesos el kilo que no podes ni tragar, hay yerbas que están sobre los 200 pesos ¿Y esa diferencia quien se la queda?”.

“Como lo que está pasando con nuestras bananas en el norte, están pagando 200 pesos el cajón de bananas de 20 kilos y nosotros pagamos 50,60 pesos un kilo de bananas. Y los productores se están fundiendo porque no pueden aguantar, hace 20 años atrás tenían 10 mil hectáreas más de bananas de la que tienen hoy. Y la banana que se produce hoy en Argentina es del 20 por ciento de lo que se consume. Es necesario traer de afuera para abastecer el consumo pero el gobierno debería tener un plan de apoyo para que no se fundan los pequeños productores y sigan creciendo, y ese es un poco el castigo que está teniendo este gobierno en cuanto a las elecciones”, concluyó el director de federación agraria.

Para contactar directamente al productor al 3758456763 se hacen los pedidos por whatsapp y envíos a cualquier parte del país en bultos mínimos de 10 kg.

Pasó en Caput #El Avispero