Compartir

Como parte de la convocatoria a una jornada nacional, agrupaciones políticas, sociales y gremiales concentraron frente a Tribunales en reclamo por la libertad de las y los presos políticos, dando inicio además a una huelga de hambre por tiempo indeterminado. “El reclamo es a la Corte Suprema, no como una posición hacia Alberto Fernández”, aseguró el médico de Milagro Sala, Jorge Rachid

“Esto es un hecho colectivo, el gobierno recibió dos catástrofes: dos de ellas las está enfrentando con mucha fuerza, como la deuda externa y el arrasamiento de soberanía, y la catástrofe social y humanitaria. La tercera es la secuela de nuestros presos, incluso quienes están en prisión domiciliaria, o quienes están en libertad pero condicionados por la persecución política”, describió el médico de Milagro Sala, Jorge Rachid, respecto de la importancia de estas acciones sociales.

Respecto del Lawfare y su incidencia en el encarcelamiento de opositores durante el gobierno de Mauricio Macri, Rachid afirmó: “Como lo denunció Cristina y después el Papa Francisco, se evidencia que es un diseño para América Latina”. “Hemos decidido iniciar esta acción ante la Corte para aliviar a nuestro gobierno, porque no puede actuar en este caso, que sería debilitar el marco republicano y democrático”, expresó.  

Asimismo, se refirió a la huelga de hambre: “Sabemos que es una postura extrema. Pero se destruyeron familias, ilusiones, sueños y patrimonios. Las trece compañeras de Alto Comedero eran mujeres albañiles que nunca entendieron porque están presas, estaban construyendo para la vida social y solidaria, no delinquiendo”. “Es una criminalización y persecución de compañeros políticos o a empresarios como los de C5N”, afirmó Rachid y agregó: “Se le está pidiendo paciencia a los y las presas después de cuatro años y dos meses, no tenemos que pedirles paciencia, sino darles acciones para que recordemos que hay que arreglar la catástrofe social”, cerró.

Pasó en Caput #ReportaCaput