Compartir

El ex ministro de Salud de la Nación, Daniel Gollán, criticó el reclamo de la cadena Farmacity para desembarcar en Buenos Aires. Ayer la Corte Suprema realizó la primera de las dos audiencias previas al fallo que definirá si la habilita o no a prestar servicios en la Provincia. “Produce cartelización en los precios, precarización de los trabajadores y destruye farmacias de barrio”, sostuvo Gollán.

Luego de que la Corte Suprema de Justicia comenzara a debatir en dos audiencias si habilita a Farmacity a desembarcar en la provincia de Buenos Aires, donde existe una ley que impide la instalación de cadenas de farmacias, el ex ministro de Salud de la Nación, Daniel Gollán, cuestionó a la empresa y apuntó a los vínculos de la empresa con el ex vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.

“Va a ser perjudicial para los bonaerenses y después para todos los argentinos. El modelo de concentración en salud se está imponiendo en varios países del mundo, esto trae la posibilidad concreta de cartelización en los precios y precarización de los trabajadores”, aseguró Gollán. Ayer en la primera de las dos audiencias antes de que la Corte emita su fallo expusieron 15 amicus curiae (amigos del tribunal) a favor y en contra del reclamo de la cadena de farmacias.

La empresa fundada por el poderoso ex funcionario macrista reclama desde hace años que se derogue la Ley Provincial 10.606, que le prohíbe a las farmacias en manos de sociedades anónimas abrir sucursales debido al monopolio que se podría producir y el daño que harían a las farmacias ya establecidas.

Lo curioso es que el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, y el magistrado Horacio Rosatti se excusaron de participar debido a la relación previa con Farmacity: ambos fueron abogados de la empresa en este mismo juicio antes de asumir como jueces designados por Mauricio Macri por decreto en 2016.

Gollán advirtió que las cadenas farmacéuticas tienen la característica de “desaparecer a las farmacias de barrio”. “Desaparece la farmacia como un actor en el sistema de salud, es una visión de privatización y monopolización para que los grandes actores económicos hagan un gran negocio”, señaló, al tiempo que puntualizó que el gobierno “siempre aparece vinculado a estas maniobras, ahora con Quintana”.

Aunque el ex ministro sostuvo que la situación es preocupante, se esperanzó en que la Corte falle en contra del reclamo de Farmacity. “Es un avasallamiento de la autonomía de la provincia de Buenos Aires”, afirmó Gollán.