Compartir

El periodista y politólogo Hernán Brienza sostuvo que “el mundo de la comunicación y la diplomacia es el mundo de la hipocresía” por la diferente vara con la que se miden la situación política en Bolivia, Chile, Brasil y Venezuela, entre otros países. Además, reflexionó sobre el futuro gobierno de Alberto Fernández, y pidió que tomen conciencia quienes piensan que “Argentina está en el 9 de diciembre de 2015, cuando en realidad se parece más a septiembre de 1973 y al golpe de Pinochet”.

“La lógica es la que dice la política internacional y los medios”, afirmó el periodista y politólogo, Hernán Brienza sobre la difusión del Golpe de Estado en Bolivia en los medios argentinos. Asimismo, comparó cómo estos dos espacios analizan la situación: “Se acusa a Evo Morales de no respetar el referéndum de 2016, es cierto; se lo acusa de acatar la orden del Tribunal Supremo, que podrían decir que es moralista, es cierto; después hay dudas sobre el proceso electoral, sobre estos tres puntos se permiten dudar de lo que pasa en Bolivia”. 

En paralelo, en Brasil hay una investigación judicial apoyada contra Lula y no pasa nada; destituyen a una presidenta con un juicio político vergonzoso y no pasa nada; Bolsonaro es elegido de una elección con la proscripción de un candidato mayoritario, y nada. Evo Morales es un autogolpe, un destituyente y hay que hacerle un golpe de Estado; Bolsonaro es un presidente democrático. A partir de allí nos damos cuenta que el mundo de la comunicación y la diplomacia es el mundo de la hipocresía” agregó Brienza comparando la situación de ambos países. Asimismo, lo comparo con Chile: “Un gobierno mata, viola y tortura con la fuerzas de seguridad a cientos de chilenos y es un gobierno democrático que no genera la condena internacional. Es muy difícil pelear con estas diferencias”. 

Respecto de la posibilidad de que se genere una situación similar en Argentina con el gobierno de Alberto Fernández, Brienza meditó: “Creo que no están dadas las condiciones objetivas ni subjetivas para que ocurra algo así, hay que ver cómo sigue la dinámica política y económica, y la de enfrentamiento”. “El gobierno de Mauricio Macri ha sido muy responsable de agitar los fantasmas del desencuentro y la grieta, persiguiendo y estigmatizando a la oposición. Han sido muy irresponsables, pero creo que todavía la sociedad argentina no tiene ese nivel de violencia socio-racial que tiene Bolivia, quizás porque la hegemonía de la Argentina blanca es demasiado fuerte”, agregó.

El escenario para Alberto es muy difícil, creo que lo de Bolivia es un mensaje para el resto de América Latina y creo que va a ser hackeado tanto por la administración Trump como por la de Bolsonaro y la negociación del FMI, para ver si lo menemizan o lo alfonsinizan”, aseguró Brienza, y agregó: “Eso plantea la necesidad de un pacto social, no solamente de la lógica ‘precios y salarios’, sino un pacto nacional con sectores políticos lo más amplio posible para contener y ayuda a tomar conciencia a aquellos sectores más apresurados que creen que Argentina está en el 9 de diciembre de 2015, cuando en realidad se parece más a septiembre de 1973 y al golpe de Pinochet”. 

Pasó en Caput #ReportaCaput