Compartir

El economista Ricardo Aronskind, explicó que las empresas productoras de energía cobran en dólares con la excusa de invertir en Vaca Muerta: “No se puede pedir a la población argentina que pase por tremendas carencias para sostener una tarifa elevadísima para el puñado de empresas petroleras”.

¿Cómo estás viviendo esta transición?

“Yo no considero que sea una transición porque me parece que se sigue haciendo política macrista en todos los terrenos. Es más, el Cepo no lo ponen por influencia de Alberto o el Frente de Todos, sino porque no llegaban al 10 de diciembre: se les terminaban las reservas antes y tenían que declarar el default”, afirmó.

“Toman la decisión porque se iba a develar el desastre completo que han hecho y se iban a tener que ir habiendo entrado en default. Ponen esa hiper prohibición de venta para ocultar el estado calamitoso de las reservas del Banco Central“.

¿Está siendo efectiva esta estrategia?

“Sí, lo que pasa es que esto habría que haberlo hecho hace muchísimo tiempo, nos hubiéramos ahorrado muchísimos dólares y deuda. Esto tiene otro nombre. Se llama administración cambiaria. Es decir, administración de las reservas para que un país que no emite dólares los vaya administrando según un conjunto de prioridades”, explicó el economista.

“En la Argentina los sectores que odian que se pongan prioridades públicas a esto le pusieron de nombre Cepo, y gracias a la prensa se popularizó. Cualquier persona entiende que si no tenés plata, para todo hay que poner prioridades”.

Crees que desdolarizar las tarifas es una solución luego de tantos tarifazos

“Hay un abuso absolutamente increíble: los costos de producción de energía son mucho más bajos en Argentina, pero las empresas para tener altas tasas de rentabilidad piden que las tarifas estén en dólares y eso les da una ganancia formidable. La excusa es que como tienen ganancias formidables, van a poder invertir en Vaca Muerta”, sostuvo.

“Vaca muerta va a ser un negocio en sí mismo cuando suban los precios internacionales un poco, pero no se puede pedir a la población argentina que pase por tremendas carencias para sostener una tarifa elevadísima para el puñado de empresas petroleras“, explicó el columnista de El Cohete a la Luna.

“Acá hay que poner tarifas en línea con los costos de Argentina y si quieren financiamiento, que no salga de los bolsillos de los usuarios argentinos, sino que vayan a pedir crédito internacional; porque si Vaca Muerta es un gran negocio lo está dispuesto a financiar cualquiera, y si no lo es, no puede salir del bolsillo de los usuarios argentinos”, concluyó.

Pasó en Caput #LaRectaFinal