El pasado 20 de septiembre se realizó el cuarto de encuentro del panel Aportes para una Justicia Democrática con Perspectiva de Género. El panel es organizado por Radio Caput y la revista Género y Derecho Actual (GDA), en colaboración con la Asociación Americana de Juristas para orientar a la sociedad en su búsqueda por una justicia más eficiente que resguarde sus derechos.  

En este caso abordaron aspectos del derecho tributario y analizaron cómo la falta de una perspectiva de género afecta a la igualdad distributiva. Para ello estuvieron exponiendo Silvina Coronello y Agustina O´Donnell, dos juristas de la Facultad de Derecho de la UBA especialistas en derecho tributario, una rama poco explorada y que sin embargo tiene enormes repercusiones en la vida cotidiana.

El encuentro fue moderado por Andrea Cuéllar Camarena y contó con la especialista en género y derechos humanos de Caput, Nelly Minyersky. 

En el cuarto Encuentro por una Justicia Democrática se trató el derecho tributario que llega a la vida cotidiana como subproducto de la desigualdad de género. Este encuentro es un espacio en que las y los abogados y los ciudadanos en general desnaturalicen cómo este sistema de justicia imperfecto las y los afecta y propongan cambios en el sentido de la equidad.  En este Encuentro para realizar aportes para una Justicia Democrática con Perspectiva de Género estuvieron presentes dos juristas de la Facultad de Derecho de la UBA en derecho tributario, que expusieron sus puntos de vista: 

Silvina Coronello, abogada de la UBA especialista en Derecho Tributario y doctoranda en Derecho Fiscal y docente de grado y posgrado en la Facultad de Derecho de la UBA, quién destacó en principio que «lo tributario incide en el género en una rama que es el derecho financiero, al ser tributos son recursos públicos e incluyen lo presupuestario, por lo cual todo lo que no es atendido por una partida presupuestaria y reconocido como una necesidad pública no tendrá una concreción del Estado. Por eso si queremos ver la importancia que le da a una temática el estado debemos revisar su partida presupuestaria. Hoy podemos hacer un seguimiento de lo que se dispone para el género». Por eso llamó a «volver a analizar los principios para que tengan una perspectiva de género.

En cuanto al reparto de tareas y bienes indicó Coronello que «el estatuto del contribuyente se lo protege frente al Estado, son normas que consagran determinados principios relacionados con el resguardo frente al ejercicio del poder tributario del Estado que marca que debe haber una igualdad de condiciones de acuerdo a la capacidad contributiva de cada persona. En las mujeres la igualdad se ve reducida y se vincula con cuestiones biológicas, sociales, de costumbre, o culturales, como la asignación de las tareas de cuidado al género femenino. Allí no hay igualdad, debería estar plasmado en la legislación con beneficios o reconocimientos en materia tributaria. En el impuesto a la renta no hay ningún mínimo no imponible que reconozca las tareas de cuidado. Presentamos un proyecto de ley para en el impuesto a las ganancias se reconozca un monto por las tareas de cuidado, que sería directo a las mujeres que son quienes en más de 75% se ocupan de ello, por eso hay que reconocerlo en la práctica, también para diversidades y varones que se encarguen de esas tareas. También en el monotributo podría plasmarse reduciendo los requisitos para encuadrarse» Y contó por ejemplo que hay un fallo de la Corte de Colombia que quita el IVA sobre los elementos para el cuidado menstrual como medida igualatoria por el exceso de gasto por ser mujer.

Agregó Silvina Coronello que «la tutela judicial efectiva que indica que cualquier resolución de la AFIP debe poder ser revisada judicialmente una vez agotada la instancia administrativa». Esto implica que jueces y funcionarios puedan analizar la normativa existente con perspectiva de género  A su vez, recalcó la necesidad de una representación paritaria que aún no se cumple en todo el país, «para que haya propuestas con perspectiva de género, lo que no se asegura con la paridad de género. Hoy en Tucumán y Corrientes aún no la aplicanA fin de que estas cuestiones de género sean tenidas en cuenta y no queden limitadas al interés personal, los colegios profesionales y abogados y abogadas tengan capacitación en la ley Micaela y otras capacitaciones en género para que puedan hacer estos planteos y soliciten una mirada de género que muchas veces no se concreta».  

Agustina O´Donnell, doctora en Derecho y profesora de Derecho Financiero y Género de la UBA subrayó en primera medida que “celebro que se tenga en cuenta a esta temática tributaria para aportar a la justicia democrática y a las políticas tributarias como capaces de hacer algo contra la desigualdad estructural, histórica y cruel que se potencia en este sector del planeta y con las mujeres, que acumulamos brechas que se acentúan cada vez más» 

«Falta de neutralidad del derecho tributario, no son neutrales tampoco al género, se empieza a medir y ver en números en la práctica. Ni Ganancias ni IVA discriminian en su texto pero sí en su aplicación, en sus exenciones, Las mujeres no usufructuamos de esos beneficios de exenciones de las declaraciones juradas de los últimos años, las estadísticas de las exenciones, que establecen las leyes, marcan que el 75% de los exceptuados son hombres y el 25% mujeres, de los hombres más de la mitad están en los niveles más altos, donde las mujeres tenemos mucha menor incidencia. En los impuestos al consumo, el IVA no tiene en cuenta los consumos de un hogar monomarental por ejemplo”. Y agregó que “las mujeres no estamos representadas en las políticas tributarias, las leyes tributarias están escritas por varones, ministros de economía que en la historia argentina fueron 130 y hubo dos mujeres en 208 años, en la AFIP son casi siempre funcionarios varones, en litigios que interpretan jueces en un 70% varones, ni que hablar de la Corte Suprema. Es un sistema monolítico de varones blancos, católicos, de clase alta que piensa para sí, escribió y aplica las leyes del sistema tributario», señaló O´Donnell.   

A su vez, se propuso analizar críticamente el secreto fiscal que tiene su historia, que atañe fuertemente al derecho de las mujeres y empieza a aparecer en la jurisprudencia, destacó que “hay mujeres que no son dueñas de algo que debería tener y deben litigar, buscando información sobre su propio patrimonio, o que aparecen como titulares de SA que firmaron un documento». “Hay expedientes de empleadas no registradas que aparecen como dueñas de empresas. Son dos casos que se vinculan por la vulnerabilidad de la mujer y la administración del dinero basada en la sumisión, la mujer asociada a las tareas domésticas y monótonas, y el hombre asociado a la vagancia y a los negocios, esa visión encierra a las mujeres y las aleja de lo que podrían hacer. Hay mujeres dueñas de campos que no saben cómo hacer el trámite para registrarlo a su nombre, entonces alguna figura masculina se apropia de lo que es de ella”.  

«La administración tributaria a partir de los gastos puede mucha información declarada y no declarada de un contribuyente. El gasto se calza con los ingresos y eso visible para la AFIP. El secreto fiscal aparece en 1933, recordemos la jurisprudencia del juicio Cabriola de 1957 estableció que una ama de casa sin información, le pide a la AFIP las declaraciones juradas de su exmarido para saber cuánto le corresponde de cuota de alimentos, pero le negaron ese derecho en fallo sin perspectiva de género alguna, finalmente el tribunal le negó el derecho a la mujer» indicó la tributarista.  

Por último, Agustina O´Donnell recalcó que «no hace falta cambiar leyes, sino jueces que interprete al secreto fiscal de manera que entienda que esa información es también de ella fruto de la sociedad conyugal a la que aportó bienes, tiempo, ahorro…  Muchas mujeres patrimonialmente necesitaban una autorización de un varón.  Parece que una amenaza la mujer que reclama los bienes que le correspondían por estar en una sociedad conyugal. La igualdad civil está lograda en la ley, se corrigieron errores, pero hay desigualdades que continúan. Parece que falta para que las mujeres no tengan que estar mendigando lo que les es propio» concluyó.

Para ver el encuentro completo: https://www.youtube.com/watch?v=sZGCueWgfo4