El exvicepresidente Amado Boudouen comunicación con el equipo de Otra Vozanalizó las posibles salidas económicas de la crisis potenciada por la pandemia: «No soy negativo con lo que viene. El primer eje de la soberanía monetaria tiene que ver con la posibilidad que haya en las pymes un fuerte acceso a los créditos, que permita ponerlas en marcha. Hay que reorientar el crédito y el funcionamiento del sistema financiero», afirmó.

El exvicepresidente Amado Boudou se refirió a la crisis, acentuada por la pandemia, que afronta nuestro país. Ante el interrogante de cómo salir económicamente de los estragos ocasionados por el parate obligado, sostuvo: «Primero, cuidando la vida de los argentinos y argentinas por encima de todo. No es cierto que si no cuidábamos la vida, la economía iba a estar mejor. Era un falso dilema».

Boudou destacó que «el gobierno tomó medidas importantes para proteger los ingresos de los más vulnerables: el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). También ha tratado de influir en el tema crediticio, aunque en esto no ha sido tan efectivo. Lo importante es ver cómo se van a poner en marcha cuestiones estructurales necesarias para la recuperación: esto va a requerir desmantelar la economía que había organizado Macri alrededor de la deuda y la poca producción», señaló. 

«Hay una gran oportunidad porque Argentina es un país que tiene una enorme capacidad ociosa, producto de las políticas macristas», remarcó. «Tiene una población muy capacitada profesionalmente y tiene la posibilidad de generar un mercado interno a partir de su autoabastecimiento y la posibilidad de generar energía. No soy negativo con lo que viene, sí hay que tomar medidas que permitan poner todas estas cuestiones en funcionamiento, no va a pasar porque sí», advirtió. 

El exvicepresidente afirmó que «el primer eje de la soberanía monetaria tiene que ver con la posibilidad que haya para las pymes un fuerte acceso a los créditos que permita ponerlas en marcha. En la salida de esta situación hay capacidad instalada, lo que va a quedar más golpeado es la cadena de pagos y el capital de trabajo necesario para poner en funcionamiento muchas actividades productivas. Ahí hay un eje central, hay que reorientar el crédito y el funcionamiento del sistema financiero».

En relación a las empresas de servicios públicos, Boudou aseguró que «es una condición necesaria, pero no suficiente para cualquier recuperación, la estatización de los servicios públicos».

A su vez, sostuvo que «los Bancos Centrales son más parte de un entramado internacional que de las instituciones de cada uno de los países. Cuando se habla de la independencia del Banco Central se habla en torno a los gobiernos democráticos. Funcionan a favor del sistema financiero, pero no del pueblo de cada uno de los países. Hay que lograr una mejor institucionalización, que sean parte de la institucionalidad democrática de un país y no una cuestión sectorial que pretende ser independiente de la voluntad política del país. Una salida sería que las diez directoras y directores sean elegidos por voto popular», planteó. 

Finalmente, respecto a su situación judicial, manifestó: «Mientras esté funcionando el sistema de lawfare es muy difícil hacer un análisis técnico. Lamentablemente el lawfare precedió a Macri, se fortaleció, tomó un carácter de dominancia y hoy es una situación que subsiste. Hay que seguir poniendo arriba de la mesa que en Argentina hay presos y presas políticas», concluyó.

Pasó en Caput #OtraVoz