Compartir

La exembajadora argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, consideró que el ministro de Relaciones Exteriores Jorge Faurie “es un traidor a la patria”, luego de que él se refiriera a las Islas Malvinas como si no formaran parte del territorio nacional. “Que quienes vivan en las islas sientan que pueden llegar a Argentina para educarse, atender su salud y hacer comercio”, había afirmado Faurie desde Londres.

Alicia Castro sostuvo que Faurie parece más un canciller inglés que argentino, al plantear que las islas no forman parte del territorio argentino. Desde Río Grande, Tierra del Fuego, la exembajadora en el Reino Unido señaló que Faurie, además, defiende la idea de que los kelpers tienen el derecho a la autodeterminación, cosa que no es así.

“No constituyen un pueblo originario. Tienen muchos derechos pero no el reclamar la autodeterminación porque no son un pueblo que ha sido colonizado. El Reino Unido usurpó las Islas en 1833 y desde entonces la Argentina reclama la soberanía”, explicó.

POLÍTICA SERVIL 

El gobierno de Macri, a diferencia de Carlos Menem, no pretende seducir a los kelpers con ositos Winnie the Pooh, sino que entabla directamente una política de entrega hacia la corona británica: “Tenemos un gobierno dispuesto a darle todo a los británicos. Los actos de servilismo del canciller Faurie parecen no tener límites. Parece más un canciller británico que argentino”.

El objetivo de la política británica es apoderarse de los recursos naturales que hay en el Atlántico Sur, según explicó Alicia Castro. El acuerdo Foradori-Duncan, que autoriza a Gran Bretaña a explotar el petróleo y los recursos pesqueros, forman parte de esta política colonialista. “Los británicos quieren, desde el siglo XVIII hasta hoy, permanecer con una base militar gigantesca con buques de guerra, tanques, misiles, en una posición geoestratégica en la confluencia de los dos océanos. Desde donde nos controlan. Y pretenden quedarse con los recursos naturales”, aseguró.

DEFENDER LA SOBERANIA

“Tenemos que defender la soberanía con un criterio integral: la territorial, la marítima y la de recursos naturales. Porque en el Atlántico Sur tenemos todo lo que necesita la humanidad para vivir en el planeta Tierra. Tenemos agua dulce, pesca, proteínas, minerales, energía. Es una zona riquísima”, concluyó.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (Lun a Vie 12 hs).