Compartir

Luis Velasco, testigo clave en el juicio que condenó al ex capellán de la Policía Bonaerense Christian Von Wernich, sostuvo que el fallo de la Corte Suprema de Justicia “deriva directamente del gobierno de Macri” y aseveró que “hay un clima político de restauración en la Argentina“. “Yo responsabilizo de esto al gobierno, sin la más mínima duda”, afirmó.

“El fallo de la Corte deriva directamente del gobierno de Macri, directamente. Yo responsabilizo de esto al gobierno, sin la más mínima duda. Hay un clima político de restauración en la Argentina. Yo creo particularmente que decir la consigna ‘Macri basura, vos sos la dictadura’ no es correcta, porque no es exactamente la dictadura, pero sí creo que se están reviviendo y reponiendo cosas que vivimos con la dictadura“.

“Uno ya creía pasadas estas cosas, porque el juicio fue una sorpresa. Yo nunca me esperé que se hicieran los juicios, pero finalmente se hicieron y fueron condenados. Entonces que ahora volvamos para atrás me parece un horror”.

“Mi mensaje es sencillo a los que hablan de reconciliación. Para que haya una reconciliación, primero tendrían que pedir perdón. Decir dónde están los nietos desaparecidos, dónde están los restos de los desaparecidos”.

“En el juicio a Von Wernich le pregunté concretamente por siete compañeros que conocí en el cautiverio y que están desaparecidos, y él no dijo nada. Entonces yo con esta gente no puedo ni perdonar ni reconciliarme, porque ellos no piden perdón ni se quieren reconciliar”.

Christian Von Wernich

“Es un cura al que yo no conocía antes del cautiverio. Cuando estaba en la celda entraba y hablaba amigablemente con nosotros. Entonces, cuando estás en esa situación, que alguien entre y hable amigablemente te significa mucho. Él hizo que muchos compañeros que habían aguantado la tortura colaboraran con la policía. Recuerdo a Néstor Bozzi, que se arrodilló y le dijo: ‘Padre, yo no quiero morir’, y él le dijo: ‘Hijo mío, la vida de los hombres la decide Dios y tu colaboración’“.

“Él defendía la tortura abiertamente. Nos decía que no teníamos que preocuparnos, porque no éramos nosotros, que era el precio de la guerra, que le habíamos hecho mucho daño al país y lo teníamos que pagar. Era un sádico. Desde el punto de vista personal yo lo definiría como un sádico”.

“En el juicio contra Von Wernich., uno representaba a los compañeros que no tenían voz y, sobre todo, en mi caso, el nacimiento de la hija de Baratti, Ana Libertad Baratti. Yo le dije al cura que diga dónde está, y finalmente fue una nieta recuperada hace poco tiempo. Significó un reencuentro con mi patria“.

Pasó en Caput. #LaGarcíaRadio (lun a vie 13hs).