Compartir

El legislador provincial por Cambia Jujuy, Marcelo Nasif, muy cercano al gobernador Gerardo Morales, defendió el trabajo infantil luego de que la provincia habilitara que 45 niños y adolescentes trabajen en campos tabacaleros. Además, criticó a Milagro Sala. El diputado por el Frente Unidos y Organizados Juan Manuel Esquivel desmintió sus acusaciones.

A pesar de que las leyes prohíben el trabajo infantil, la provincia de Jujuy emitió 45 autorizaciones para que niños y adolescentes de entre 10 y 17 años puedan trabajar en campos tabacaleros. El diputado provincial por Cambia Jujuy, Marcelo Nasif, muy cercano al gobernador Gerardo Morales y a Sergio Massa, defendió la decisión y criticó lo que denominó como “planes rascar, descansar y dormir”. “El trabajo no mata a nadie”, disparó.

Nasif apoyó la autorización para que menores de entre 10 y 17 años puedan trabajar en campos tabacaleros. “En el sector del tabaco muchas veces los padres piden a los patrones que le den trabajo a los chicos”, justificó, lo que demuestra una realidad aún más conflictiva en materia laboral en la provincia.

Aunque aseguró que se trata de “tareas livianas”, la normativa – que viola leyes nacionales y provinciales – establece que podrán ocuparse de “encañar y desencañar” tabaco y realizar tareas de “peón general y carga y descarga”.

Para el legislador, el trabajo de los niños y adolescentes sería “para ayudar a la precaria economía familiar”. “Los chicos no hacen ningún esfuerzo, el trabajo no mata a nadie, nadie va a morir trabajando en este país”, justificó su increíble posición.

ACUSÓ A MILAGRO SALA

Nasif admitió que la desocupación golpea fuerte a la provincia que gobierna su socio radical Morales, aunque llamativamente acusó por la situación al gobierno anterior y apuntó a la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, detenida hace más de mil días sin sentencia firme. “Se robaron viviendas, puentes, casas, caminos”, acusó.

Además, defendió que la dirigente social permanezca detenida en prisión preventiva, a pesar de que fueron violados los plazos legales máximos, que establecen como tope los dos años. “Se robaron todo”, insistió el diputado, que tildó los planes sociales como “planes dormir, descansar, rascar y beber”.

LA RESPUESTA DE LA TUPAC AMARU

El diputado por el Frente Unidos y Organizados de Jujuy, Juan Manuel Esquivel,  rechazó las acusaciones de Nasif, y aseguró que el concepto “se robaron todo” forma parte del relato del gobernador Morales. “Su gobernabilidad está en esa idea de que se robaron todo”, aseguró.

Pero, además, remarcó que en el juicio a Sala las acusaciones del Ministerio Público Fiscal de Jujuy fueron “vergonzosas”, y aseguró: “No hay ningún testigo que pueda imputarle ningún delito a Milagro, ni confirmar las acusaciones de que se robó todo”.

Esquivel cuestionó la decisión que habilita a 45 niños y adolescentes a trabajar. “No es más que la consecuencia de la pobreza. Hay 250 mil habitantes que viven bajo la línea de pobreza”, enfatizó. Además, explicó que la habilitación “está en el extremo de las posibilidades legales”.

Por último, resaltó las obras realizadas por la Tupac Amaru, desde viviendas hasta obras complementarias, como centros de salud y escuelas. “El dinero que dicen que se robó hay que buscarlo ahí, la provincia sabe que el dinero está aplicado ahí, sobre todo ahora que Jujuy está empobrecida”, puntualizó.