Compartir

“Sobre los jueces que efectuaban una resolución contraria a Macri colgaba una amenaza”, expresó el titular de Abogados por la Justicia Social (AJUS), Emanuel Desojo, respecto del informe que fue publicado por la ONU en torno a la situación judicial de Argentina.

“Creemos que se ha generado una justicia a la carta, que tenía tres objetivos claros: perseguir a los opositores políticos, sean del partido que sean, se buscaba su persecución y su estigmatización a través de un acuerdo implícito y a veces explícito con los dos grandes medios económicos, como son Clarín y La Nación. El otro era la de posibilitar este andamiaje económico y neoliberal que con una justicia activa y protectora de los derechos humanos no hubiera sucedido. Ante los primeros intentos de proteger a la sociedad de estos ataques, como el tarifazo y demás, fueron rápidamente reprimidos con las amenazas o con la expulsión del sistema judicial, como la granada en la puerta de la jueza Martina Forns, dejando en claro que cualquiera que intentara defender a los trabajadores sería fuertemente cuestionado y agredido; Y el tercero de los ejes lo vemos con causas como la del Correo, o los familiares de Mauricio Macri que blanquean capitales, propiciando la impunidad y los negocios del clan Macri”, afirmó el titular de Abogados por la Justicia Social, una de las organizaciones que hicieron la denuncia.

Desojo agregó: “La situación de promiscuidad que hay entre el Poder Judicial y el Ejecutivo es alarmante. Podemos verlo en el caso de Mahiques, donde un juez designado para un cargo en un juzgado nacional pasó a ser ministro de Justicia de Vidal sin haber renunciado a su cargo de juez. Cuando terminó sus tareas de ministro, volvió a su puesto por una simple nota, sin cumplir con los reglamentos que tiene la ley, y en el Consejo de la Magistratura lo designaron en el cargo de juez de Casación Penal Federal, el juzgado más importante a nivel nacional. Después de ellos está la Corte Suprema donde además, el macrismo puso dos jueces por al ventana”.

“Va a salir un informe de Naciones Unidas que va a ser lapidario, y ese informe esperamos nos de pie para poder modificar el Poder Judicial y poder retrotraer estos nombramientos que son inconstitucionales. Hay gente que está siendo juzgada por jueces que no cumplieron los pasos para llegar a estar en esos lugares”, señaló.

Además, apuntó: “Hubo una cooptación del Consejo de la Magistratura, con una mayoría artificial con un sistema anti democrático, porque articularon de formas ilegales para conseguir la cantidad de votos en el Consejo y así lograr este sistema inquisitorial y de persecución a los jueces que tomen otro tipo de resolución. Empezaban los procesos de jury y no se cerraban, quedaban como una amenaza latente que colgaba sobre los jueces de una expulsión en caso de realizar una resolución contraria a los deseos de Mauricio Macri. Desde ahí es que el consejo actuó conforme a lo que decía el Poder Ejecutivo”.

Pasó en Caput #LaRectaFinal