Compartir

A 12 años de la desaparición de Jorge Julio López, su hijo Rubén López participó del acto del 24 de marzo en conmemoración del golpe de Estado de 1976. Junto a Sergio Maldonado, hermano de Santiago, acompañaron a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo en el escenario durante la lectura del documento. En comunicación con Radio Caput, afirmó: “Esta tragedia que hemos vivido nos ha construido lo que hoy somos”.

El hijo de Jorge Julio López, Rubén López, participó del acto central en el día de Memoria Verdad y Justicia junto a Sergio Maldonado, hermano de Santiago. Desde hace tres o cuatro años vengo participando, me pongo la camiseta de mi viejo y salgo a representarlo“, relató Rubén.

Sobre la acusación de utilizar la desaparición de su padre como bandera política, dijo: “No elegimos estar ahí: nos hacemos cargo porque nos toca. Es reivindicar la lucha de los compañeros y compañeras desaparecidas, y mi padre fue uno” y agregó: “Somos protagonistas de esa historia, aunque no queramos. Es la historia de un chasquido de dedos, del silencio a la palabra, de la palabra a la calle. A partir de lo que nos pasó tuvimos que formarnos y transformarnos. Esta tragedia que hemos vivido nos ha construido lo que hoy somos“.

Al respecto de su cercanía con Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, expresó: “La lucha de todos es combustible para el alma. Cuando apareció el nieto de Estela De Carlotto, por ejemplo, son momentos que te cargan y es lo único que nos queda. Militamos en el sentido de llevar adelante lo que nos tocó, cada uno con su tiempo, con su impronta”.

“En el último tiempo cuando vos tomás una cierta posición no te llaman mas, y a la vista está que los grandes medios hegemónicos no pusieron nada del acto del 24“, aseguró Rúben López sobre el posicionamiento político de los medios, y agregó: “Hace un tiempo esos muchachos me llamaban, ahora no me llaman más”.

Sobre el caso de Jorge Julio López, explicó: “La carátula de mi viejo es presunta desaparición forzada de persona. En dictadura a los seis meses sabíamos que mi viejo estaba vivo, en democracia no”.

Pasó en Caput #LauraALas11