Compartir

El diputado nacional por el bloque FPV-PJ, Leopoldo Moreau, analizó la situación de violencia judicial que está viviendo la oposición como respuesta a las denuncias al fiscal Carlos Stornelli y el entramado de la red mafiosa detrás del armado de causas. Como ex dirigente radical, también opinó sobre las declaraciones de una posible separación de la UCR y la alianza Cambiemos.

Ante el pedido de traspaso de la causa que solicitó el juez federal Julián Ercolini a su par de Dolores, Alejo Ramos Padilla, Moreau opinó: “Lo que estamos viendo en estas últimas horas es el paso final de esa tragedia. Es un intento de entorpecer una investigación”.

“La decisión de pedir la causa que lleva el juez Alejo Ramos Padilla tiene que ver con la desaparición del estado de derecho. Nunca un juez puede pedir la inhibitoria de otro juez mientras está bajo secreto de sumario”, afirmó el diputado nacional.

Agregó además que es evidente que se trata de un interés por apropiarse de todos los elementos que el juez Ramos Padilla pueda haber recolectado para distorsionarlos.

“Si uno mira lo que está sucediendo en el resto del continente se ve que puede suceder cualquier cosa”, declaró Moreau sobre los límites de este tipo de accionar por parte del gobierno. Aunque aseguró que no sera tan fácil, ya qué: “Argentina es un sociedad que tiene una larga tradición política. Las condiciones no son las mismas que en otros países de América Latina”.

INTERNA DEL RADICALISMO

“Efectivamente hay muchos dirigentes radicales que están cada vez más incómodos con esta situación, otros están especulando para escalar posiciones dentro de la alianza de Cambiemos”, aseguro Moreau sobre la posible separación de la Unión Cívica Radical de la alianza Cambiemos.

Además, afirmó: “Esa amalgama que se está intentando construir es necesaria para desalojar al macrismo y terminar con la pesadilla que estamos viviendo”. “Estamos en una etapa de construcción política”, aseguró.