Compartir

La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, aseguró que “hay que demostrar fortaleza, sino te comen los enemigos”. “No les tengo miedo, no me van a hacer agachar la cabeza, no me van a ver llorar; Y aunque me den la condena que me den, aunque me sigan inventando causas, no voy a bajar la cabeza. No estoy débil. Estoy fuerte”, señaló.

En un mensaje a la militancia, pidió “que ahora más que nunca no bajemos los brazos, que militemos mañana, tarde y noche, que no nos cansemos de hablar”. “Hay que hablar con el almacenero, con el remisero, con el que reparte los diarios, y hacer entender por qué Cristina tiene que volver, por qué Macri se tiene que ir”, afirmó.

Respecto de las obras realizadas en Jujuy por la Tupac, muchas destruidas por el gobierno de Gerardo Morales, señaló: “Vamos a reconstruir todo, porque nuestro pueblo merece vivir bien; y cuando vivía bien, a estos tipos no les gustó nada. Por eso destruyeron nuestras obras con tanto odio visceral”.

“A medida que pasa el tiempo, hay más niños en la calle, más familias que no tienen para comer, más gente sin trabajo. Mi preocupación más grande es esa”, lamentó, pero resaltó que Cristina Fernández de Kirchner “tiene que volver a ser presidenta”.“Me emociona ver como Cristina sigue de pie y no le tiene miedo a este poder que se la quiere llevar por delante”, resaltó, en diálogo con Fernando Alonso.

En el marco del Paro Internacional de Mujeres, la primera presa política del macrismo señaló que las mujeres más importantes de su vida fueron “Evita, Juana Azurduy, Micaela Bastidas, Cristina, Frida, todas las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, y las mujeres que no se viralizan pero la pelean en sus casas levantando su hogar”. “Las mujeres estamos de pie”, remarcó.

Pasó en Caput.