Compartir

Veinticuatro despidos arbitrarios en el Canal de la Ciudad de Buenos Aires. El delegado de la junta interna de ATE Capital, Ezequiel Díaz, contó que los trabajadores y trabajadoras realizaron una toma pacífica en el medio público, rodeados por la Policía de la Ciudad. Díaz dijo que hicieron un “ruidazo” para pedir por la reincorporación de cinco compañeros pero luego, el canal echó diecinueve trabajadores más.

Además, contó que desde el medio justificaron los despidos por un supuesto cambio en el perfil del canal” y que los trabajadores y trabajadoras fueron comunicados por un mail no oficial, e incluso algunos se enteraron cuando ingresaron al establecimiento. “El perfil que ellos no quieren es de alguien que sea activo gremial y políticamente. Es una persecución política y sindical” denunció.

El delegado contó que algunos trabajadores y trabajadoras se desempeñaban en el Canal de la Ciudad desde hace diez años. Según explicó Díaz, denunciaron que muchos compañeros no estaban regularizados y que no se los reconocía como trabajadores de televisión. “No es un problema de presupuesto porque contrataron a 18 personas nuevas aunque con un contrato más endeble. El Estado, que debería ser un órgano rector, aprovecha este tipo de contratos para llenar el canal de gente” dijo.

Por otro lado, expresó que el Director del canal –Eduardo Cura– no aparece por el establecimiento y recordó: “fue despedido de canal siete porque quería echar a delegados. Es un funcionario público y aparece cuando quiere”.

Finalmente, manifestó que “están poniendo en marcha la reforma laboral” y que están “utilizando el Canal de la Ciudad como un laboratorio de experimentación”. Según el operario, el gobierno de la ciudad no se comunicó ni con la junta interna, ni con ATE capital.

Pasó en Caput