Compartir

El director del Banco Nación, Claudio Lozano, analizó el caso Vicentín: “No hay ningún número que permita entender por qué termina en default. Lo que se puede suponer es que acá hubo un fraude“. Respecto de una posible estatización, señaló que “arriba de la mesa están todas las posibilidades para garantizar la continuidad de una empresa que no puede quedar fuera de la economía argentina”.

“El Banco está en proceso de recuperación respecto a lo que fue la experiencia neoliberal, que en el caso de Vicentín es una de las muestras del modo en que se mal asignan los recursos en sentido de otorgamiento de créditos a empresas que tienen una capacidad económica monumental. Encima se les entrega el crédito de manera ilimitada, generándole pérdidas a la institución pública con la complicidad de las autoridades“, aseguró el director del Banco Nación, Claudio Lozano.

Asimismo Lozano expuso: “Pusimos en marcha una auditoría para establecer responsabilidades, a nivel de la línea del banco, gerencias y subgerencias, cómo centralmente la responsabilidad del directorio anterior. Lo que está claro es que Vicentín no forma parte de los perdedores del modelo que se aplicó en los cuatro años de Macri”.

Además aseguró que “no hay ningún número que permita entender por qué termina en default” la empresa exportadora de granos y aceites. “Uno lo que puede suponer es que acá hubo un fraude“, subrayó el economista, y respecto de una posible estatización aseguró que “arriba de la mesa están todas las posibilidades para garantizar la continuidad de una empresa que no puede quedar fuera de la economía argentina”.

“Está claro que Vicentín no puede dejar de funcionar, porque está puesta en un lugar que tiene ventajas absolutas. La continuidad de esta empresa hay que garantizarla, esa es una tarea política que deberá discutir el conjunto de la estrategia económica del gobierno. Esto que está ocurriendo no tiene que terminar en una extranjerización de Vicentín”, concluyó.

Pasó en Caput #ReportaCaput