Compartir

La autopsia preliminar determinó que el militante de la Organización Libres del Pueblo (OLP) y la CTEP Rodolfo Orellana fue asesinado por un disparo de arma de fuego durante el intento de toma de tierras en La Matanza y no por un “elemento punzante”, como había difundido la Policía Bonaerense el jueves por la tarde. “Nadie del gobierno se comunicó con nosotros ni con la familia”, aseguró Pablo Puebla, de la OLP.

La primera autopsia sobre el cuerpo de Rodolfo Orellana, el militante de la OLP y la CTEP asesinado en la madrugada del jueves en La Matanza, determinó que fue asesinado de un disparo que ingresó por el omóplato y no producto de un puntazo, tal como difundió el gobierno de María Eugenia Vidal. “Está muy clara la política en seguridad: las fuerzas tienen libertad para avanzar sobre los derechos del pueblo”, sostuvo el dirigente de la OLP Pablo Puebla.

El crimen ocurrió el jueves por la madrugada a metros de Puente 12, en el partido de La Matanza, donde un grupo de vecinos intentó tomar un terreno cercano al Camino de Cintura y fueron reprimidos por la Policía Bonaerense. De acuerdo al testimonio de los testigos, primero con postas de goma y luego con balas de plomo.

Puebla relató que Orellana llegó al predio cerca de las tres de la madrugada: “Había dos patrulleros de la Bonaerense y personal civil no identificado. Se arma una discusión, la policía decía ‘si ustedes quieren guerra, va a haber guerra’. Se escuchan detonaciones, primero con balas de goma y en el medio cae nuestro compañero”.

La primera versión de la Policía fue que se había tratado de un “enfrentamiento”, y que Orellana no tenía heridas de bala, sino de un “elemento punzante”. Sin embargo, la autopsia preliminar determinó que tenía una herida de bala de fuego, aunque no se pudo determinar el calibre, según informó el procurador general bonaerense, Julio Conte Grand en declaraciones al canal C5N.

“En el momento se llamó al 911, la ambulancia nunca apareció. Los vecinos lo cargaron, lo llevaron al hospital y no pudieron reanimarlo”, detalló Puebla, quien además resaltó que por el intento de toma fueron detenidas cuatro personas que aún continúan en prisión por el delito de usurpación.

Puebla agregó que no recibió ningún llamado oficial del gobierno bonaerense, aunque sí tuvo un contacto informal con un funcionario del Ministerio de Desarrollo Social, por otro asunto. “Nadie se comunicó con nosotros ni con la familia”, agregó el dirigente, quien remarcó: “En lugar de mandar al barrio a un trabajador social para ver cómo ayudan a los cinco chicos que se quedaron sin padre y a la viuda, mandan policías de civil a ver cómo era el barrio”.

PARA D’ELÍA, “HAY ASESINATOS INEXCPLICABLES”

El dirigente del partido MILES, Luis D’Elía, lamentó la muerte de Orellana y aseguró que se “está empezando a enrarecer el clima, hay asesinatos inexplicables”. D’Elía participó el jueves por la tarde de la conferencia de prensa donde la CTEP y la OLP junto con varios gremios denunciaron el crimen.

“El conflicto por la tierra se lleva un compañero muerto, es una cosa terrible, en La Matanza no sucedía esto hace muchos años. Todo se hace en términos de provocar al pueblo. Provocan y cuando viene la reacción operan con los medios y las redes para aislar los conflictos y victimizarse”, señaló D’Elía.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vie 12hs).