Compartir

El diputado del Parlasurex embajador argentino en el Vaticano, Eduardo Valdés, repudió la resolución de Patricia Bullrich que habilita a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda, y consideró que la ministra “despierta la ira de los movimientos sociales”. Además, pidió un fin de año sin presos políticos y aseguró: “Ojalá alguno de todos se conmueva y haya una Navidad con Milagro Sala en libertad”.

El diputado del Parlasur y ex embajador argentino en la Santa Sede, Eduardo Valdés, rechazó la legalización de la “doctrina Chocobar”, luego de que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, firmara una resolución que habilita a las fuerzas policiales a disparar por la espalda. Cercano a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, exigió la libertad de la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, y analizó que “es más que urgente una unidad amplia” para ganar las elecciones.

Valdés aseguró que el decreto de Bullrichdespierta la ira de los movimientos sociales” y advirtió: “Guarda con lo que pueda pasar en los próximos días, esto es darle vía libre a los Chocobar”. El diputado del Parlasur afirmó que la resolución es muy peligrosa y recordó los dichos de la ministra Bullrich, quien semanas atrás había dicho en una entrevista que “el que quiera andar armado que ande armado”.

PRESOS POLÍTICOS Y PERSECUCIÓN

Valdés contó que visita a menudo a los presos políticos detenidos en las cárceles de Ezeiza y de Marcos Paz, entre los que se encuentran el ex vicepresidente Amado Boudou y el ex ministro de Planificación y diputado sin fueros, Julio De Vido. Pero, además, se detuvo puntualmente en la situación de Milagro Sala y calificó su detención como “la persecución más impresionante, hecha los primeros días después de llegar al Gobierno, como una forma de decir ‘se terminó la joda con ustedes’”.

Además, adelantó que en los próximos días viajará un grupo de integrantes de la comisión de Derechos Humanos del Parlasur, que él preside, para visibilizar la situación. “Lo de Milagro fue la primera advertencia de lo que se venía, a uno le duele, está comprometido en revertir esta situación”, remarcó, y comparó: “Lo que Bullrich hace con los más humildes es lo que hace (Gerardo) Morales con Milagro”.

En este sentido, recordó que la Justicia y el gobierno jujeño no acataron las indicaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ni de la Organización de Naaciones Unidas (ONU), ni de las ONG Amnistía Internacional y Human Rights Watch.

CRISTINA, UNIDAD Y DECEPCIONADOS

“Es más que urgente una unidad amplia y que podamos ganar las elecciones en octubre de 2019 y volver a gobernar a partir del 10 de diciembre”, enfatizó Valdés, quien señaló que “el proceso de que se vaya yendo el amarillo de encima lleva un tiempo”, aunque se mostró optimista al considerar que “los decepcionados son peores que los opositores”.

Valdés es uno de los abogados más cercanos a la ex presidenta, a quien acompañó en varias ocasiones junto al líder de la CTEP, Juan Grabois, a declaraciones indagatorias en Comodoro Py. “Los que no la quieren la tienen que poner en tapa; habla en el Senado y vuelve loco a (Miguel ÁngelPichetto, hasta los asesores de los senadores de ellos se quieren sacar fotos con Cristina”, relató.

“No quisiera ser Cristina ni cinco minutos de mi vida: se comió un pelotón de fusilamiento mediático desde que dejó la Casa Rosada. La esmerilaron de la forma más increíble con infamias, desde que era la asesina de Nisman hasta que era espía iraní por el Memorándum de Entendimiento con Irán”, remarcó el ex embajador.