Compartir

El exvicepresidente Amado Boudou conversó desde la cárcel de Ezeiza sobre el panorama que se abre con un gobierno popular; la heterogeneidad del Frente de Todos; el rol del FMI y la asunción de Hernán Lacunza, entre todos.

¿Cómo vivís el resultado electoral?

“Me parece que consolida la idea de que tenemos un pueblo que se empoderó”, afirmó el exvicepresidente desde la cárcel de Ezeiza, en diálogo con Edgardo Mocca, Ricardo Aronskind y Juan Martín Ramos Padilla.

¿Cómo ves la asunción del nuevo ministro de Economía? 

“Veo con preocupación la inacción oficial. En cuatro meses es cierto que se puede hacer mucho daño, pero la mayoría de los argentinos y argentinas están viendo que en los próximos meses las cosas van a cambiar y se va a poder construir una Patria un poco mejor todos los días”, aseguró Boudou. “Aunque encuestadores, establishment, analistas desde la visión central decían que el gobierno era competitivo, veíamos que esto no era así”. 

Quería preguntarte por el rumbo de la economía en los próximos cuatro meses. 

“Los veo muy difíciles. Fijate que se había convocado a una reunión del Consejo del Salario y está desactivada. La situación actual es de una enorme fragilidad, porque no puede haber un equilibrio con tasas de interés que superen el 50 por ciento”, explicó Boudou. 

¿Cómo analizás la heterogeneidad del Frente de Todos?

“Vamos hacia adelante a una experiencia extraordinaria, con un caleidoscopio de visiones, para sacar adelante lo mejor de todo lo espacio”, sostuvo Boudou. “Cuando Macri fue al FMI decidió pelearse con toda la Argentina, con todas las actividades, todos los trabajadores. Este camino se profundizó cada vez más a partir de la pérdida de soberanía: es la incapacidad de poder tomar decisiones que le sirvan a la Argentina por encima de los intereses de quienes se quieren servir de la Argentina. Esto es lo que perdió el Presidente de vista”, afirmó Boudou.  “Solo le va bien a las empresas que son reguladas y de amigos de Macri. A grandes empresas también les ha ido mal”, detalló. “Es importante tener un gobierno de acción y no de eslóganes”, concluyó el exvicepresidente. 

Pasó en Caput.#CafeMocca