Compartir

El economista Ricardo Aronskind explicó detalladamente la situación económica tras la fuerte devaluación de la moneda: “No hay una sola medida que tenga que ver con estabilizar la situación cambiaria y financiera que puede ser dramática en muy poco tiempo“.

¿Qué análisis haces de esta coyuntura?

“La coyuntura es sumamente peligrosa. El gobierno desde el lunes por la mañana empezó a jugar con fuego, invitó a una corrida cambiaria. Debieron haber hecho un feriado cambiario y bancario el lunes o martes para ajustar un plan de emergencia o salir muy rápidamente a parar el dólar. El presidente decidió atacar en vez de pensar un poco en qué estaba pasando y generaron una situación dónde inmediatamente las grandes empresas productoras de bienes y servicios decidieron detener el aprovisionamiento hasta que pare el dólar, y hasta que no pare el dólar no aparecen los precios de las empresas, y hasta que no aparecen no venden y hasta que no vendan se empieza a paralizar todo“, explicó Aronskind.

“Es de una irresponsabilidad e impericia absolutas, la verdad que asombra el peligro en qué nos ponen a todos. Necesitamos que la economía siga funcionando mal o bien, pero no empiece a contraerse más todavía y que empiecen a haber focos de desabastecimiento, lo que va a disparar la inflación y, por otro lado, va a crear situaciones muy angustiante,s porque no puede desabastecerse de comida. Si el gobierno sigue queriendo satisfacer a los mercados, vamos a tener una situación muy compleja desde el punto de vista social en poco tiempo“, aseguró el economista.

Algunos creen que la devaluación fue algo premeditado por el gobierno para generar una campaña de miedo hacia el Frente de Todos y otros creen que se les fue de las manos, ¿qué crees que pasó?

“La verdad, no lo sé. Dentro de la lógica Macrista este es un gobierno que desde que inició trabaja con el miedo. Esa es una posibilidad que está totalmente dentro de las opciones que ha manejado sistemáticamente el gobierno, la otra es que probablemente la conducción del Banco Central calculó que no se podía defender un dólar a 47 y decidieron ponerlo en un nivel más alto que efectivamente ayuda un poco a descenderlo. Los dos casos son fruto de políticas patéticas”, afirmó Aronskind.

¿Qué podemos esperar estos meses hasta octubre?

“Creo que no hay que dejar de resaltar el increíble triunfo del domingo que destruyó, al mismo tiempo, toda posibilidad de maniobras turbias en materia electoral, fraude, etc. Ahora en términos económicos la situación es extremadamente fluida, vamos a tener un tiempo tremendamente intenso de acá hasta octubre. El gobierno tiene que tomar medidas heterodoxas, medidas que están fuera del manual de los mercados y neoliberal, para poner bajo control esta situación. La gran pregunta política es si esta gente con su dogmatismo y fundamentalismo a favor de los mercados, está en condiciones de hacer eso”.

Estas medidas que hoy anunció el presidente, ¿cómo las ve?

“Yo creo que es la mejor respuesta política que pudieron dar frente al exabrupto de estos días. Tratan de darle un poquito de respiro a la gente, que no va a alcanzar, porque el salto de precios es demasiado grande, pero sobre todo, yo lo interpreto como una acción política destinada a demostrar cuán sensible es el presidente. Pero no hay una sola medida que tenga que ver con estabilizar la situación cambiaria y financiera que puede ser dramática en muy poco tiempo. El gobierno tendría que considerar un dato y es que no debe inquietar a los ahorristas en pesos que hay en el mercado bancario argentino, si esa gente decide sacar la plata de los bancos y comprar dólares, ahí sí tenemos una crisis de proporciones descomunales”, finalizó.

Pasó en Caput #LaRectaFinal