Compartir

Centenares de nuevos casos de aportantes irregulares en las campañas de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en 2015, al igual que en la de Elisa Carrió en 2017; a través de una investigación de la Fundación La Alameda. Este proceder se ha convertido en un modus operandi para Cambiemos. En los próximos días la ONG, que chequeo mas de 4500 casos de aportantes, estará aportando la documentación probatoria a la causa.

La integrante de La Alameda, Ximena Rattoni, se refirió a la investigación llevada adelante por la organización no gubernamental sobre los aportes irregulares en las últimas tres campañas de la alianza Cambiemos. “El mismo proceder en las tres campañas evidencia un modus operandi: una asociación ilícita”, aclaró Ximena. 

Hay una tendencia a dilatar la investigación, a descuartizarla. Quieren ganar el tiempo suficiente como para que no se pueda resolver” dijo Rattoni. La causa recayó sobre el juez Sebastián Casanello, pero fue apartada por el presidente de la Cámara de Apelaciones, Martín Irurzun, que la envió al Fuero Electoral. La decisión de correr al juez es impulsada por el fiscal Carlos Stornelli, según señalo La Alameda.

La investigación evidencia la utilización de registros del Anses y de empleados públicos para triangular fondos, al igual que las fundaciones de los funcionarios del PRO y de empresas que son contratistas del Estado. “Algo llamativo es que la sobrina de Irurzun, Sol Irurzun, figura en la lista como aportante de campaña y empleada del Gobierno de la Ciudad. Lo cual no le parece razón suficiente al camarista para desvincularse de la causa”, afirmo Rattoni.

El caso más ilustrativo es el de 300 depósitos de pequeños montos en el transcurso de 48 horas en un mismo cajero electrónico, a metros de la Casa de Gobierno. “Centenares de personas declararon haber sido víctimas de robo de identidad en la causa”, cerró Rattoni.

Paso en Caput #LaRectaFinal