El Defensor del Pueblo de Tercera Edad, Eugenio Semino, habló sobre el permiso de circulación obligatorio para adultos mayores de 70 años, medida adoptada por el gobierno porteño, que se modificó para ser voluntaria, y sobre el estado de los geriátricos. «Hoy se tiene que proporcionar el voluntariado, hay casi 40 mil voluntarios que quieren ayudar, el gobierno puede hacer de puente».

Respecto del permiso de circulación para adultos mayores de 70 años, Semino sostuvo que «la medida es anacrónica, es una medida tutelar y plantea algo que es una minusvalía en términos de la edad, es un despropósito que afecta mucho a la dignidad, a la valoración que hace el adulto mayor respecto a la toma de sus decisiones. Creo que a partir de los planteos que hemos hecho perdió el sentido imperativo que tenía y las sanciones al incumplimiento».

«Hoy se tiene que propiciar el voluntariado, hay casi 40 mil voluntarios que quieren ayudar, el gobierno puede hacer de puente para el que necesite y quiera la ayuda. Hay otra parte que es que los adultos mayores tenemos una psiquis que tiene mucho que ver en nuestro sistema de defensas y hay que cuidarla evitando el estrés, la soledad».

Acerca de los geriátricos, explicó: «Me parece que debieran dedicarse los gobernantes a ver qué pasa en los geriátricos, por qué no se hacen testeos, por qué en Madrid o Estados Unidos han sido bombas de tiempo. Hay 3.800 establecimientos habilitados y alrededor de 1.000 clandestinos».

«Para los habilitados se han hecho protocolos de aislamiento y son sólidos. Pero más allá de los protocolos». hay que hacer «testeos masivos, tanto del personal como de los residentes. Nosotros hoy no tenemos la plata para eso, pero sí podemos hacer detección precoz a través de testeos muestrales, que es fundamental», finalizó.

Pasó en Caput #ReportaCaput