Compartir

El excandidato a presidente chileno y fundador del Partido Humanista, Tomás Hirsch, afirmó: “Es un pueblo que ha vivido con un sueldo miserable, con unas pensiones insoportables que no permiten vivir, con alza en la luz, en el agua, el gas, el transporte. Aquí se requieren cambios profundos, estructurales, urgentes. Hoy al gobierno y a la derecha no le queda otra que aceptar esto“, afirmó el diputado por el Frente Amplio.

¿Cómo es la situación que se vive, con 2000 detenidos, y 15 muertes?

“La situación es muy curiosa, estamos profundamente preocupados, pero también esperanzados, porque uno ve un pueblo que despertó. Que durante treinta años ha sido abusado, maltratado, se ha vendido la imagen de que somos los modernos, los desarrollados, los de los tratados de libre comercio”, explicó.

“Y, sin embargo, es un pueblo que ha vivido con un sueldo miserable, con unas pensiones insoportables que no permiten vivir, con alza en la luz, en el agua, el gas, el transporte. Con los medicamentos más caros de América Latina, con una iniquidad social brutal. Es una situación que, en algún momento, iba a explotar, y se ha producido ese desborde con una gota que rebalsó el vaso, que es la tarifa del metro”.

“Se está movilizando el país entero. Ahora bien, el gobierno no está entendiendo nada, solamente hace una semana anunció que Chile era un oasis de América Latina. Por favor, con 17 muertos, con los militares en la calle apuntándole a la gente, con un presidente que llama a dialogar y que hemos dicho que no lo vamos a hacer mientras los militares apunten al pueblo. Aquí se requieren cambios profundos, estructurales, urgentes. Hoy al gobierno y a la derecha no le queda otra que aceptar esto“, afirmó.

Los distintos gobierno democráticos, por lo que usted nos dice, no ha, modificado en lo sustancial el modelo.

“El milagro, para mí, ha sido cómo ha logrado vender la mentira. Yo fui vocero del humanismo a nivel mundial. Me tocó recorrer el mundo entero explicando la otra cara del supuesto éxito, ese éxito que vendieron afuera, pero nunca contaron que los jubilados reciben pensiones que no les permiten vivir, que al pueblo mapuche se les siguen arrebatando sus tierras, que los estudiantes viven endeudados porque tenemos una de las educaciones más caras del mundo, porque es un bien de consumo”, sostuvo.

Nos han mostrado la otra cara de la moneda. Si bien el país ha crecido, tiene una buena macroeconomía, pero entendámonos, la familia no vive de macroeconomía, no come macroeconomía. La familia vive de un salario o jubilación y eso es absolutamente insuficiente, tenemos una de las distribuciones de ingreso más desiguales del planeta. Con esa iniquidad esto no resiste más“.

“Nosotros hemos propuesto bajar drásticamente el salario de los parlamentarios porque es una vergüenza lo que ganamos respecto de la media del país. Hemos planteando cambiar profundamente el sistema de pensiones, que hay que bajar y fijar por ley la tarifa de los medicamentos, que hay que quitarle el IVA a los remedios, que hay que aumentar el salario mínimo“, concluyó.

Pasó en Caput #LaRectaFinal