Compartir

“Cristina puede amalgamar un frente que gane las elecciones”, aseguró Andrés “Cuervo” Larroque, diputado nacional y secretario general de La Cámpora. En dialogo con Hebe de Bonafini, discutieron sobre el rol de Cristina Fernández de Kirchner como líder del movimiento en el campo nacional y popular y la dura tarea en la que se emprenderá el peronismo en caso de asumir la presidencia en 2019.

CRISTINA NO, CRISTINA SI

Ante el argumento de Hebe de no usar la candidatura de Cristina Fernandez de Kirchner en las próximas elecciones, planteando que un proceso de recuperación como el que necesita Argentina ahora seria inmolarla,  Larroque aseguró que cree que Cristina es la líder del movimiento nacional y popular. Sostuvo que sin ella la unidad que se intenta conformar se va a dispersar, aunque afirmó: “Con Cristina sola no se puede, la candidatura no es una solución mágica. La candidatura es una construcción colectiva, con la ciudadanía y con la militancia”.

“Cristina es un programa en sí, es una garantía en términos metodológicos. Sabemos su forma de instrumentar”, consideró el diputado nacional. Coincidió en que quizás la exigencia hacia ella es desmesurada pero que hay una necesidad de liderazgo fuerte para que la unidad del campo popular no se disperse. “Cristina puede amalgamar un frente que gane las elecciones”, aseguró.

“No hay una figura que pueda equiparar a Cristina, los doce años de proyecto generan una memoria que no tiene otro espacio político y tampoco el nivel de militancia. Tenemos que ganar las elecciones en la calle”, expresó Larroque y agregó: “Lo más natural es que la articuladora del proceso de unidad que reconstruya la Argentina sea Cristina y hay que transitar ese camino con las dificultades que implica”.

LA PESADA HERENCIA

Andrés Larroque analizó el difícil panorama que tiene quien se haga cargo del gobierno en el próximo periodo presidencial y dijo: “Esta si va a ser una pesada herencia, Argentina va a estar como un país que sobrevive a una invasión. Este gobierno es de ocupación” y remarcó: “hoy incluso los sectores más acomodados miran con odio a Macri pero siguen mirando con reticencia a Cristina. Hay que lograr que se comprenda que es imprescindible la redistribución del ingreso porque así se desarrolla el consumo y el mercado interno”.

Para enfrentar este desafío aseguró: “Hay que pensarse como comunidad, engarzados en un proceso, donde hay que reconstruir de manera solidaria un modelo económico y social que pueda contener a los 42 millones de argentinos y argentinas, que se mantenga en el tiempo”. Respecto de esto dijo que en el plan del Pro las grandes empresas tuvieron ganancia los primeros meses pero después fueron lapidadas. Explicó que los grandes grupos económicos también se financian con el Estado, tanto por políticas de la macro economía como con subsidios, y que con la transnacionalización de la economía empiezan a tener problemas.

NESTOR, EL FARO

Hebe y Andrés recordaron a Néstor como conductor de un país que logro superar la peor crisis afrontada hasta ese momento. “Néstor es siempre un faro, porque lo pensamos en presente. Es un revolucionario, alguien que de la nada pudo construir un proyecto transformador, que hoy sigue dando pelea”, afirmó “el Cuervo” Larroque. Reflexiono cómo esa construcción política que hizo junto a Cristina se expresa en los miles de militantes y las personas que adoptaron una conciencia social.

Paso en Caput #HebeEnCaput