Compartir

La salida de Luis Caputo del Banco Central “da una sensación de desorden”, manifestó el economista Ricardo Aronskind y evaluó que el presidente Mauricio Macri “se ha abrazado al fondo y no tiene otra idea para Argentina”.

El elegido para conducir la entidad monetaria fue Guido Sandleris, secretario de Política Económica del Ministerio de Hacienda. “Un tipo con un perfil bajo, pero que no es del mundo de los negocios”, describió el economista. La renuncia de Caputo “da una sensación de desorden”, remarcó.

“Con esta salida se reafirma el poder del Fondo sobre la política monetaria de Argentina, las tasas de interés y la forma de manejar el dólar”, explicó el docente universitario y consideró que Macri “se ha abrazado al fondo y no tiene otra idea para Argentina”.

LAS CONSECUENCIAS

Para Aronskind, “es probable que presenciemos nuevas subas del dólar en los próximos días”, porque esa es la visión del FMI. Según la teoría del Fondo, no se deberían usar reservas para defender una determinada cotización, porque el dólar, opinan en el FMI, siempre encuentra su nivel.

DESORDEN

La salida de Luis Caputo se conoció esta mañana, previo al inicio de la jornada cambiaria. Según consignó El Cronista Comercial, la renuncia de Caputo tomó por sorpresa al gabinete económico y al propio Presidente, que eran conscientes de las diferencias entre el ex titular del Central y Dujovne, pero no esperaban una renuncia inmediata. Pero más tarde, el Ministro de Hacienda aseguró que la salida de caputo “no fue sorpresiva”.


Sobre las 16.30, el Banco Central de la República Argentina difundió una breve carta del flamante titular de la entidad, Guido Sandleris, en la que aseguró que “el objetivo principal es reducir la inflación“.

Pasó en Caput. #AburridosPeligrosos (lun a vie 14 hs).