El juez Juan María Ramos Padilla sostuvo que si no se toman medidas serias contra los magistrados que actuaron por fuera de la ley “vamos a tener una democracia absolutamente deteriorada”.

Juan María Ramos Padilla, titular de la cámara del Tribunal Oral Nº 29 de la ciudad de Buenos Aires, remarcó que es “aberrante” el manejo del Poder Judicial y sostuvo que se debe hacer algo urgente porque sino “vamos a tener una democracia absolutamente deteriorada”. Además, afirmó que a través de la justicia “han torcido la voluntad popular” durante cuatro años durante el macrismo con «un gobierno ilegítimo basado en mentiras y en delitos”.

En comunicación con Edgardo Mocca, el juez afirmó que hoy “el Poder Judicial es un partido político”, encabezado por la Corte Suprema de Justicia que “se apura” por defender los cargos de Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, y “hace seis años no dan respuesta en causas por delitos de lesa humanidad”.

Además, Ramos Padilla destacó que las pruebas contra el juez Gustavo Hornos, quien visitó a Mauricio Macri quince veces durante su mandato, “demuestran que esto se hacía para perseguir”. También expresó su preocupación por “la lentitud” ante el caso y opinó que la justicia debería “suspenderlos y avanzar con las causas penales”. 

Pasó en Caput #CaféMocca