Compartir

Luego de que el CECIM La Plata (Centro Ex Combatientes Islas Malvinas) marchó el 24 de marzo junto al juez Alejo Ramos Padilla, Mario Volpe, integrante del centro, dijo: “Ser acompañados por quien peleó por la identificación y pelea por la justicia es un orgullo”.

Alejo Ramos Padilla fue el primero que pudo hacer un escrito y presentar a la justicia pedidos que luego fueron muy útiles para la identificación de los combatientes, hasta entonces no había antecedentes“. Así se expresaba Mario Volpe sobre la contribución del juez en las causas relacionadas con la identificación de los soldados que yacen en el cementerio de Darwin en Malvinas. Una lucha que el actual juez de Dolores empezó durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y que se convirtió en una política de Estado.

Por otra parte, Volpe contó que el juez de Dolores en el año 2011, que ya venía trabajando en esto, junto con familiares de las víctimas, ayudó con la identificación y propició que sea la primera vez que se citen a ex militares a indagatoria por la tortura que ellos mismos infligían a sus subordinados.

Sobre la soberanía nacional de las Malvinas comentó que “el Reino Unido está obligado a hacer la identificación de los ex combatientes según el derecho internacional, aunque este gobierno no tiene ningún mérito en haber iniciado las causas en este sentido”. En cambio, Ramos Padilla “es un juez que sale al interior del país a difundir la causa Malvinas y la no entrega de la soberanía nacional. Padilla es un juez Malvinero que defiende la memoria, la verdad y la justicia”.

Pasó en Caput.