El periodista de judiciales Néstor Espósito manifestó que el el tribunal que lleva la causa conocida como vialidad va a condenar a la vicepresidenta por el desprestigio que significaría al no hacerlo. “Los jueces no tienen opción, no pueden llegar a esta etapa para no terminar condenándola” sostuvo, pese a la endeblez probatoria que muestran. Y recalcó que los fiscales no analizaron la obra pública que se hizo en otras provincias para poder comparar si realmente estaba direccionada a favorecer a Lázaro Báez o era un modus operandi en toda las obras públicas del país, en ese sentido remarcó que los diálogos descubiertos entre José López con el amigo de Macri, Nicolás Caputo, son elocuentes.

El periodista Néstor Espósito en conversación con Elizabet Vega Gron y Javier Corcuera en Lugares Comunes esclareció los últimos alegatos del juicio contra Cristina Fernández de Kirchner y los próximos pasos que seguirá la causa. 

Espósito sostuvo que la exposición de Cristina Fernández en el senado evidenció que “toda la obra pública se maneja con un modus operandi más o menos igual en todo el país”, por eso ella había pedido investigar y auditar toda la obra pública, y a los empresarios y funcionarios que están vinculados.  

“En esta causa se investiga a Lázaro Báez como participe de una asociación ilícita, entonces hay que investigar a cada empresa en cada provincia en la que se hizo obra pública para poder comparar y darle un marco un contexto a la investigación” amplió, sin embargo aclaró que “eso no se hizo. Quedó reducido a Santa Cruz y a Lázaro Báez”. “Si el mecanismo es igual en todas la provincias habrá que analizar si no es una forma de trabajar que trasciende a los gobiernos, o si por el contrario hubo una asociación ilícita en este caso destinada solamente a favorecer Báez” señaló Néstor Espósito. 

En este sentido, y viendo la arbitrariedad con que se condujo la instrucción de la causa, expresó que ayer quedó claro que Nicolás Caputo se comunicaba con José López, por entonces viceministro de Planificación, para cobrar o tener adelantos de la obra. 

Con respecto a la utilización de la figura de asociación ilícita para investigar actos de gobierno manifestó Espósito que “se creó para combatir organizaciones guerrilleras de los 70s, luego se olvidaron de corregirla en democracia. Es una figura persecutoria destinada a un momento específico de la historia argentina”. Recientemente, contó, que la figura de asociación ilícita se adaptó para investigar narcotráfico y trata de personas pero nunca para investigar a un gobierno electo. “El juez Claudio Bonadío fue quien instaló que un gobierno puede ser una asociación ilícita y así llegamos al pedido del fiscal Luciani” añadió.  

Néstor Espósito amplió que «los fiscales tienen mucho papel pero no tienen pruebas para probar el delito que ellos sostienen que se cometió«. Sobre que tienen toneladas de pruebas en su contra, Espósito aclaró que se evalúa la calidad de la prueba y no la cantidad.  Y sobre el pedido de para inhibir a la presidenta de ejercer cargos públicos resaltó que «cuando se acusa de corrupción a un funcionario público la figura del Código Penal obliga a que quede inhibido de ocupar un cargo público», por lo que hay que discutir si hubo o no delito mientras ocupaba el cargo público, ya que el Código Penal es taxativo.  

Acerca de si es posible condenar a la presidenta por actos de corrupción de un gobierno aclaró que en sería algo novedoso en la jurisprudencia ya que determinaron que «Menem en la causa de la venta de armas a Ecuador y Croacia no tenía porqué saber del hecho, ni Aníbal Ibarra con Cromagnón, ni Macri con las escuchas a sus familiares políticos, ni De la Rúa por la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001. En todos los casos anteriores los presidentes o jefes de gobierno no tenían porque saber lo que pasaba, en el único caso que consideran que es la jefa de asociación ilícita es en el de Cristina Fernández» 

Por último repasó la agenda de la causa vialidad: Sostuvo que “el 5 de septiembre será el día del alegato de la defensa. En noviembre o diciembre se sabrá la condena, y recalcó que Cristina seguramente será condenada por el desprestigio que sería para los jueces no hacerlo. “Los jueces no tienen opción, no pueden llegar a esta etapa para no terminar condenándola” sostuvo Néstor Espósito en el aire de Radio Caput.  

 Pasó en Caput. Lugares Comunes.